Medvédev advierte de los peligros de la intromisión en los asuntos internos

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, advirtió hoy de que la intromisión en los asuntos internos de los países puede desembocar en guerras regionales con el empleo, incluso, de armas nucleares.

"La implantación de todo tipo de sanciones colectivas al margen de los organismos internacionales no ayuda a mejorar la situación en el mundo", dijo Medvédev, citado por las agencias locales, al intervenir en el Foro Jurídico Internacional que se celebra en San Petersburgo, la segunda ciudad rusa.

El jefe del Gobierno ruso añadió que "generalmente, las operaciones militares apresuradas en otros países conducen a la llegada de radicales al poder".

"En algún momento esas acciones, que quebrantan la soberanía del Estado, pueden concluir en una guerra regional en toda regla, con el empleo, y no quiero asustar a nadie, de armas nucleares", dijo.

Medvédev, quien hasta el pasado día 7 fue presidente de Rusia, asistirá en representación de su país de la Cumbre del G-8, que se celebrará los próximo días 18 y 19 en Camp David (EEUU).

En esa reunión, adelantó, se abordarán una serie de problemas internacionales, como la "situación especial" en torno a Siria, el conflicto en Oriente Medio y asuntos relativos a la seguridad nuclear, entre otros.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies