La OTAN asegura que el escudo antimisiles no podrá con los cohetes rusos

"No tenemos ningún deseo de dañar la estabilidad estratégica global, al contrario, el sistema antimisiles de la OTAN solo será capaz de interceptar una pequeña cantidad de misiles relativamente imperfectos y no tendrá potencial para neutralizar las fuerzas de contención rusas", señaló Verbshow.

Así lo confirmó también la asesora del Pentágono Madeleine Kridon, que en la conferencia internacional que se celebró hoy en Moscú sobre el escudo antimililes apuntó que el sistema desplegado en Europa no reúne las condiciones técnicas para interceptar misiles intercontinentales rusos.

"Los misiles balísticos intercontinentales rusos no pueden ser interceptados. No apuntamos contra ellos y nuestros interceptores no tienen la velocidad suficiente para abatirlos", dijo la número dos del Pentágono.

El escudo antimisiles, cuyos primeros elementos ya ha desplegado Estados Unidos en territorio europeo, despierta un gran recelo en Moscú que exige a Estados Unidos garantías jurídicas de que su despliegue en Europa no supone una amenaza para la seguridad rusa, extremo al que no está dispuesto Washington.

Tanto la diplomacia norteamericana como la OTAN reiteraron en la capital rusa que el sistema "no apuntará contra Rusia", como certificó el vicesecretario general de la Alianza Atlántica.

Verbshow llamó a Rusia a la cooperación en materia de defensa antimisiles, aunque eso sí, dentro de los límites que entienden razonables en Washington y Bruselas, sin llegar a un sistema conjunto en el que Rusia se encargaría del flanco norte continental como había propuesto el presidente ruso, Dmitri Medvédev.

"Sería un error para Rusia y la OTAN no cooperar en materia de defensa antimisiles. Debemos aprovechar cada oportunidad, debemos empezar el proceso ahora que todavía estamos empezando a crear nuestros sistemas", subrayó Verbshow.

La propuesta rusa de un sistema conjunto sectorial, rechazada definitivamente por Bruselas el verano pasado durante la cumbre OTAN-Rusia celebrada en el balneario ruso de Sochi, volvió hoy a sonar por boca del jefe del Estado Mayor ruso, Nikolai Makárov.

El presidente ruso advirtió durante la inauguración de la conferencia de que la adopción de decisiones unilaterales en materia de defensa antimisiles podría llevar a la confrontación y a una nueva carrera armamentista.

"Los pasos unilaterales para desplegar un sistema de defensa antimisiles sin tomar en cuenta el contexto internacional y los derechos legítimos de otros Estados, inevitablemente suscitarán medidas de respuesta", indicó el jefe del Kremlin.EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.