Hugo Chávez completa el Comando de Defensa de Costas

El presidente de Venezuela Hugo Chávez en el Palacio de Miraflores. Fuente: Flickr/ Damien DeBarra

El presidente de Venezuela Hugo Chávez en el Palacio de Miraflores. Fuente: Flickr/ Damien DeBarra

A finales de marzo, el presidente de Venezuela Hugo Chávez declaró que su país necesitaba modernizar las Fuerzas Armadas y la infraestructura de defensa para defender sus recursos naturales. Según la estimación del mismo Chávez, se calcula que las reservas petrolíferas de Venezuela alcanzan los 300.000 millones de barriles.

El presidente de Venezuela anunció la creación de un Comando de Defensa de Costas. El nuevo Comando se dedicará a la defensa de los ricos yacimientos petrolíferos de Venezuela y quedará adscrito al Comando estratégico operacional de las Fuerzas Armadas en cooperación con la marina de guerra y el ejército de tierra. Este acontecimiento puede considerarse un hito ya que Venezuela anteriormente no había dedicado tanta atención al fortalecimiento y la modernización de su servicio de protección de costas.

En la segunda mitad de abril Venezuela recibió cuatro buques de transporte con diferentes tipos de armamento: tanques T-72B1, BMP-3M y BTR-8-A. También llegaron a Puerto Cabello instructores para el entrenamiento del personal militar.

El quinto barco con armamento ruso para Venezuela se encuentra de camino a Puerto Cabello. Sin embargo, los poderes oficiales no han desvelado los detalles de la carga del buque. Venezuela debería recibir, según los términos del acuerdo de suministro de armamento firmado en 2009, sistemas de misiles antiaéreos de defensa Buk-M 1-2, así como sistemas para la defensa costera Bal-E. Se prevé que el equipamiento para el servicio de defensa de costas sea el último suministro.  

Se calcula que el volumen total de los acuerdos de exportación con Venezuela es de unos 6.000 millones de dólares, teniendo en cuenta los créditos obtenidos anteriormente. Más concretamente, en los últimos años Caracas ha adquirido de Rusia cazas Su-30MK2V, helicópteros Mi-17V5, Mi-26T2 y Mi-35M2, tanques T-72B1, sistemas de lanzacohetes múltiples “Smerch” y sistemas de misiles teledirigidos S-300V.

El Bal-E con el que está previsto armar al servicio de protección de costas de las Fuerzas Armadas de Venezuela, se exhibió con éxito a comienzos de abril en la feria de armamento chilena FIDAE, donde también interesó a los brasileños y a los chilenos que visitaron el stand de la corporación.

Como comunicó el servicio de prensa de la empresa fabricante del “Sistema móvil de misiles” Bal-E, este tipo de armamento es extremadamente efectivo y cuenta con una importante potencia de fuego (hasta 32 misiles en cada descarga de las cuatro lanzaderas). De hecho, no hay ningún sistema análogo en el mundo que se pueda comparar con él. El Bal-E está diseñado para disparar blancos a una distancia de entre 7 km y 120 km de la costa.

En opinión del capitán de primer rango Yuri Charushnikov, profesor de la Academia de Ciencias Militares, el Bal-E es insustituible en la resolución de tareas como pueden ser el rechazo de operaciones de desembarco o la destrucción de agresores en las fronteras marítimas. El sistema puede transportarse por tren, agua o aire y es de fácil desplazamiento. En el extranjero los sistemas con misiles de una clase parecida se consideran altamente efectivos en un enfrentamiento con una amplia gama de tipos de objetivos, desde los barcos lanzamisiles hasta las fragatas, así como buques de transporte y de desembarco.

Los envíos de sistemas de misiles para la defensa costera  de Rusia a Caracas habrían empezado  en 2011. Aunque el Comando venezolano no ha comunicado cuántos sistemas se han comprado a Rusia exactamente.

El reforzamiento del Comando de Defensa de Costas llevado a cabo por parte del gobierno venezolano no es de ninguna manera casual. En 2001, mediante un decreto del mismo Chávez se adoptó una ley para las zonas costeras, según la cual se establecía que todo el patrimonio de la zona adyacente a la superficie del agua en un ancho de 80 m. pertenecía al Estado, es decir, que tras la aprobación de la ley toda propiedad privada situada en ese territorio quedaba confiscada en la práctica.

Esta ley, aprobada sin ser debatida en el parlamento, levantó muchas protestas entre la oposición venezolana, los propietarios y la sociedad civil. Todavía se discute sobre su legalidad y legitimidad. Es perfectamente posible que fuera precisamente este factor el que hiciera que el gobierno bolivariano prestara una especial atención a la zona costera del país.


Chávez está convencido de que tras la adquisición del armamento ruso el ejército venezolano será más operativo, móvil y apto para el combate. Sin embargo Venezuela se enfrenta a otro problema: la preparación y el adiestramiento del personal militar para uso cualificado, así como la asistencia técnica para su mantenimiento. Todo esto llevará un buen tiempo y exigirá inversiones adicionales.

Características técnicas del Bal-E:

-Distancia de impacto: hasta 120 km.
-Separación de la posición inicial de la línea de costa: hasta 10 km.
-Cantidad de misiles en cada SPU y TPM: un máximo de 8.
-Intervalo de lanzamiento de misiles en cada descarga: no más de 3.
-Velocidad de movimiento máxima:.
en carretera 60 km/h
-campo a través 20km/h.
-Masa del misil: 620 kg. aprox.
-Cantidad de munición del sistema: hasta 64 misiles.
-Autonomía: mínimo de 850 km.


“El gobierno bolivariano tiene tiempo para resolver los problemas estructurales de las Fuerzas Armadas. No hay una auténtica amenaza de ataque por parte de EE UU, por lo menos, actualmente. EE UU, por razones obvias, no planea desencadenar un conflicto militar en Latinoamérica, el país se está desangrado por las guerras en Afganistán e Irak, de donde hace no mucho se retiraron las tropas norteamericanas”, según Charushnikov.


“El gobierno de Venezuela se esfuerza por crear un ejército sólido y de alta maniobrabilidad con una potente reserva, que sea capaz de contrarrestar cualquier amenaza a la seguridad nacional o a la unidad territorial del país. El rearme de las fuerzas armadas venezolanas creará un sistema militar tremendamente efectivo, que incluye también el reforzamiento de la armada, el ejército de tierra y las defensas antiaéreas”, considera el experto.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.