El Barcelona se proclama campeón de Europa de fútbol sala

Momentos del partido disputado entre el Dinamo y el Barcelona.

Momentos del partido disputado entre el Dinamo y el Barcelona.

No muy lejos de Barcelona, en Lérida, se acaba de celebrar este fin de semana el torneo de fútbol sala más prestigioso del planeta, la “Final-four” de la copa de campeones de la UEFA de la temporada 2011-2012. En la final salieron a la cancha el ya campeón Dinamo de Moscú y el Barcelona, debutante en el campeonato, que jugaba en casa.

El campeonato cumple su 11ª edición. Los equipos españoles han ganado cinco de las primeras diez finales del torneo. En dos de los primeros campeonatos, además, venció el Castellón, que entonces dirigía Pérez (el actual entrenador del “Dinamo”). En aquellos años en el Castellón jugaba Javi Rodríguez que ahora es el capitán del Barcelona. El Dinamo a su vez ganó este trofeo en la temporada 2006-2007. Además de eso, los del Dinamo han perdido dos finales (2004-2005 y 2005-2006), han conseguido un tercer puesto en 2008 (ese año ganó otro club ruso, el Viz-Sinara) y una temporada después quedaron cuartos, perdiendo los dos partidos de la final a cuatro.


En las semifinales ninguno de los dos equipos encontró oposición. El Barça demostró su poderío, destrozando el viernes en la semifinal al portugués Sporting por un 5 a 1. El Dinamo, a su vez, ganó al italiano Marca con un resultado de 3-0. Los moscovitas, además, salieron victoriosos sin la presencia del héroe de la final de 2007, el brasileño Pula que no jugó por amonestación.


Antes del duelo de la final, el entrenador del Barcelona Marc Carmona declaró: “Será el partido más importante de la historia del equipo de fútbol sala del Barcelona. Antes hemos tenido encuentros importantes, pero este que se avecina es especialmente emotivo para nuestra afición”. La afición local le dio la razón al seleccionador “blaugrana” llenando hasta la bandera las 7000 localidades del pabellón de Lérida. Para apoyar al Dinamo fueron unos 200 seguidores.


En el partido decisivo los futbolistas del equipo español salieron más sueltos. Ya en los primeros 78 segundos después del pitido inicial, Wilde abrió el marcador con una asistencia de Lin. Poco después del descanso fue este último el que dobló la ventaja de los anfitriones. El Dinamo no tiró la toalla y luchó hasta el final. Los moscovitas consiguieron desquitarse con un gol gracias a los esfuerzos de Alexánder Rajimov y proporcionar así un partido emocionante. Sin embargo a los albicelestes les fallaron las fuerzas. En el final del partido, cuando el Dinamo iba a por todas y había cambiando al portero por un quinto jugador de campo, el Barça hizo un rápido contraataque y estableció el definitivo 3-1.



Hemos jugado de forma impecable. El Barcelona lo tuvo difícil, porque tuvimos delante un equipo admirable. Hicimos una labor defensa magnífica y nos hemos merecido la victoria. Estoy muy satisfecho, porque hemos tenido que trabajar mucho para llegar a la final. El camino hasta aquí ha sido complicado, pero a pesar de todo conseguimos el título”, dijo el entrenador del Barcelona, Carmona, para resumir la exitosa participación de su equipo en la Copa de la UEFA.

El primer entrenador del Dinamo, Tino Pérez, reconoció el legítimo triunfo de sus contrincantes: “El Barça sacó el máximo partido de nuestros errores, de igual manera que nosotros no pudimos aprovecharnos de sus equivocaciones. Presentamos una dura lucha, tuvimos muchas ocasiones de tirar a puerta y no las materializamos. El Barça tuvo menos oportunidades pero marcó más goles. Por eso se ha merecido ganar. Les felicito por el trabajo realizado y por las dos excelentes temporadas en las que han ganado todo lo que se puede ganar. Su triunfo está fuera de toda duda”.

De esta manera el Barcelona echó por tierra la opinión de los especialistas y las apuestas, que consideraban que los españoles no tenían ninguna opción en el partido contra el Dinamo. En la capital de Cataluña ha surgido un nuevo equipo de renombre. Ningún equipo debutante había ganado nunca la copa de la UEFA. A pesar de no tener jugadores estrella, el Barcelona demostró una tremenda voluntad de victoria. Ayer funcionó una de las principales reglas del fútbol: la disciplina gana a la clase.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies