Sexta comisión intergubernamental Rusia-Chile para asuntos económicos

Se celebra en Santiago de Chile la sexta comisión intergubernamental Rusia-Chile sobre cooperación económica y comercial el 4-5 de abril.

Tal y como declararon a Rusia Hoy en la embajada de Chile en Moscú, habrá tres grupos de trabajo en cooperación dentro del marco de la comisión mixta Rusia-Chile: de asuntos económicos y comerciales, otro del sector agrícola, y un tercero  relacionado con en el ámbito energético. Según declaraciones de Manuel Lara, primer secretario de la embajada, en la reunión de los grupos de trabajo se examinará la situación actual en el sector energético a nivel global, y las posibilidades de cooperación entre Rusia y Chile para desarrollar fuentes de energía alternativa. Chile también demuestra interés sobre el cambio de leyes tras la adhesión de Rusia a la OMC y el establecimiento de la unión aduanera entre Rusia- Bielorrusia — Kazajistán.

Inmediatamente después de la comisión se organizará un seminario de negocios en el cual se espera la presencia de compañías rusas y chilenas. En opinión de Manuel Lara, esto garantiza que el evento oficial cuente con un contenido específico, ya que, según sus palabras, el principal motor de las relaciones económicas y comerciales en Chile no es el gobierno, sino que son las empresas privadas.

La Comisión Intergubernamental para la Cooperación Económico-comercial se creó en el año 2003, con el objetivo de confeccionar e implementar proyectos estratégicos de cooperación mutua entre ambos países.


Tatiana Mashkova, directora ejecutiva de Consejo Empresarial Rusia-Chile y asesora del Comité de Cooperación Económica con los Países Latinoamericanos, también subraya la importancia del seminario que se realizará recientemente. «Actualmente, Rusia y Chile tienen un intercambio comercial negativo. Las exportaciones de Chile a Rusia son, principalmente, de productos terminados: fruta, pescado y mariscos, vino, agar-agar, cerdo y carne de ave. Por su parte, Rusia exporta a Chile, sobre todo materias primas y, en menor medida, maquinaria de construcción. Aunque sería deseable igualar la situación», señala Mashkova.

En opinión de Vadim Teperman, director del Centro de Estudios Económicos del Instituto de Latinoamérica de la Academia de Ciencias de Rusia, «Chile es un país que nos abastece más de lo que nosotros le compramos. Esto se debe a la habilidosa labor de los chilenos para promover sus productos en los mercados y a un sistema de comercialización altamente desarrollado. Es indispensable que se desarrolle el potencial económico entre Rusia y Chile. En la actualidad, el intercambio comercial entre ambos países se compone de la humilde cifra de 300 millones de dólares, aunque el volumen de comercio bilateral está creciendo rápidamente».

El principal obstáculo para aumentar el volumen de negocio radica en la falta de información que los círculos empresariales rusos tienen acerca de Chile y de la región latinoamericana en general: «El problema es que nosotros todavía no sabemos bien lo que ellos tienen, y ellos no saben lo que nosotros tenemos. Y eso se refleja en las relaciones. Aunque Chile es un país abierto a las inversiones, a la cooperación, al intercambio de experiencias, y tiene que despertar el interés de los inversores rusos. Se han firmado muchos memorandos de entendimiento y de buenas intenciones, pero hay muchos menos acuerdos específicos», se queja Teperman. «La Comisión Mixta tiene que ayudar para que la situación cambie y pase del plano de las buenas intenciones, a los hechos», declaró.

Hay condiciones para que así ocurra. En el seminario que tendrá lugar se espera que asistan una serie de empresas rusas interesadas en promover sus propios productos en el mercado chileno. Desde compañías del sector energético como Siloe Mashini y RusHydro, hasta empresas manufactureras y otras del ámbito de la tecnología de la información. Por otro lado, tal y como explica Tatiana Mashkova, se está hablando de una posible entrega de tecnología rusa en cuestiones de construcción de maquinaria y energía, así como de realizar el ciclo completo de trabajo.


En febrero de 2012 la compañía RusHydro declaró que planea realizar un proyecto piloto para la construcción de un nuevo tipo de estación hidroeléctrica con turbinas perpendiculares en Chile, por lo que la probabilidad de que se firme un acuerdo durante la comisión intergubernamental es bastante alto.  

En palabras de Manuel Lara, Chile espera de la Comisión Intergubernamental sustanciales avances en diversas áreas de cooperación bilateral, así como aumentar significativamente el volumen del comercio mutuo.

Por su parte, Rusia considera que Chile puede convertirse en la base para la promoción de su tecnología y la exportación de maquinaria y productos técnicos en el mercado latinoamericano.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies