¿Quién quiere ser astronauta?

En la selección de candidatos para la NASA del año 2009 se recibieron más de 3.500 solicitudes de las que se seleccionaron nueve personas.Foto de Reuters.

En la selección de candidatos para la NASA del año 2009 se recibieron más de 3.500 solicitudes de las que se seleccionaron nueve personas.Foto de Reuters.

A finales de 2011 Roskosmos presentó un concurso para seleccionar astronautas. En aquel momento, Popovkin, director de la agencia espacial rusa, declaró: “Modificaremos ligeramente los principios de selección de astronautas”.

Hasta el momento, según informó Roskosmos, sólo 25 personas en toda Rusia han presentado su solicitud para participar en este concurso. A modo de comparación, en la selección de candidatos para la NASA del año 2009 se recibieron más de 3.500 solicitudes de las que se seleccionaron nueve personas.

La selección de los candidatos se llevará a cabo en los alrededores de Moscú por el comité del Centro de Formación de Astronautas Yuri Gagarin. De las 25 personas sólo cuatro serán seleccionadas conforme a los requisitos. “Habiendo examinado la documentación de los 25 candidatos recibida hasta la fecha, el comité ha tomado la decisión de invitar a cuatro candidatos que cumplen con los requisitos establecidos a la fase interna de selección”, se cita en el documento.

Las condiciones que deben cumplir los candidatos a astronauta son numerosas. Tienen que contar con educación superior y experiencia de al menos cinco años, saber ruso e inglés, conocer los fundamentos de vuelos espaciales tripulados, contar con una buena forma física y conocer la historia de la exploración espacial en Rusia. La experiencia de vuelo de los candidatos ha de ser, tanto de los pilotos como de pilotos en prueba, de al menos 5 años y tienen que ser como mínimo pilotos de tercera clase. Las solicitudes y todos los documentos necesarios -más de ocho tipos diferentes- se envían a “La ciudad de las estrellas”, situada en las afueras de Moscú con la referencia: “A la comisión de selección de astronautas”.

Aquí se se evalúan no sólo las habilidades, cualidades intelectuales y físicas, sino también “los valores morales, las actitudes hacia las personas y la preparación para la autosuperación del candidato”, tal y como se señala en el documento.

Sobre las dificultades de convertirse en astronauta


Los astronautas pasan por un severo entrenamiento antes de volar al espacio. La ingravidez es una verdadera prueba para el cuerpo humano, pero hay que decir que se trata de algo que depende de cada persona y la duración y alcance de sus efectos están relacionados con sobrecargas cósmicas que en cada individuo se presentan de diferentes maneras.

La primera reacción del organismo es una ilusión: al astronauta le da la sensación de que su cuerpo está inclinado y de que todo está “boca abajo”. Después se produce un cambio en el sistema cardiovascular: el flujo sanguíneo provoca la falta de oxígeno en el corazón, los ojos y el cerebro. Esto afecta también a la coordinación muscular y puede provocar pérdida de vista. Como resultado del deterioro muscular y de los trastornos del metabolismo mineral en el cuerpo, los huesos empiezan a perder fósforo y calcio. Además, los músculos del astronauta se debilitan ante la inactividad física. Debido a esta escasa actividad también pueden aparecer síntomas asociados con la atrofia muscular. 



El ritmo monótono de la vida a bordo, siempre en las mismas condiciones, en un espacio reducido y con un paisaje casi invariable en los puertos puede provocar algunos síntomas relacionados con la depresión, tales como el letargo, la apatía y el cansancio. El astronauta experimenta estrés neuro-emocional y ansiedad.



Además, la radiación es otro gran peligro que se encuentran los astronautas en órbita. Las fuentes de esta pueden encontrarse tanto en los flujos de radiación electromagnética, electrones y positrones como otras partículas cargadas y neutras. Las dosis de radiación a gran escala pueden producir mutaciones en los cromosomas de las células del astronauta.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.