Arjyz, la primera estación de esquí del norte del Cáucaso

El primer telesquí y dos pistas se inauguraron recientemente en la estación turística de esquí del Cáucaso Norte, Arjyz. El representante plenipotenciario del Presidente de Rusia en el Cáucaso Norte del Distrito Federal, Jloponin se convirtió en el primer hombre que bajó el 18 de marzo por las nuevas pistas. En un solemne discurso, señaló que el evento es sin duda un hito, pero que "por delante hay mucho más que hacer".

Fotografías de Vsevolod Pulia

 

Mermelada de piñones, gorros cosacos, hierbas de la montaña para el té, vino dulce casero – todos estos suvenires se pueden traer de la aldea de Arjyz. En las casetas hay imanes expuestos que representan figuras de surfistas de nieve y esquiadores sobre el fondo de las montañas.  Sin embargo, todavía no hay esquiadores en las pistas. La construcción de la estación turística Arjyz solo ha empezado: en lugar de los habituales hoteles, hay tranquilos cámpines, las comunicaciones móviles casi no funcionan, y aún no tiene sentido que se asfalten los 14 km de carretera hasta el primer elevador abierto los fines de semana, está en obras y los pesados camiones la romperían en un par de semanas.

 

Antes de comenzar la construcción, aquí venían a esquiar auténticos esquiadores extremos que tenían suficiente dinero como para dedicarse a los saltos desde helicóptero, con el consecuente descenso por las pendientes vírgenes. Además, los residentes locales cuentan que en verano, los amantes de las tiendas de campaña, llegan a Arjyz por decenas de miles.  El ciclismo de montaña y la escalada sin la necesaria infraestructura atrajo solo a los más atrevidos.

 

Las cifras

1440 m y 3300 m sobre el nivel del mar: cascada desde la altura de la colina Arjyz Los picos más altos son las montañas Pshish y Sofía.

En la colina se encuentran 60 glaciares y lagos de montaña

12 cascadas se precipitan por el glaciar Sofia

170 km – longitud de la principal arteria fluvial de la estación, el río Zelenchuk

+14.8 ºC: temperatura media del aire en verano

- 5.6 ºC: temperatura media en invierno

0,5-2,5 m: espesor medio de la capa de nieve

 

Mientras tanto, Arjyz, cuya tarjeta de visita representa el agua del mismo nombre, es un centro turístico prometedor. Su nombre, en la traducción del habla local significa “chica bonita”, y los paisajes de aquí justifican absolutamente su nombre. Arjyz se encuentra en una situación ventajosa, hasta aquí no hay más de cuatro horas de vuelo desde la mayoría de los países europeos y también desde Asia y los países árabes. La distancia hasta el aeropuerto más cercano, el de Mineralniye Vodi, es de 200 km, pero en la región planean la construcción de pequeños aeropuertos para la aviación ligera.

 

El Les Arcs ruso

 

En los gorros y bufandas de muchos participantes de la ceremonia solemne de apertura de Arjyz, aparece la inscripción en latín Per angusta ad augusta, lo que traducido significa “a través de la garganta a las alturas”. Cierto que las verdaderas cimas de Arjyz aún están por conquistar. El nuevo telesilla de cuatro plazas eleva a los turistas sobre 115 metros hasta una altura de 1770 m (el propio centro turístico está situado a una altura de 1656 metros sobre el nivel del mar). La longitud de las pistas de esquí es de 670 y 1100 m, y el ancho de 15 a 70 m. La próxima etapa de mejora de la estación, la creación de cinco complejos hoteleros de 700 habitaciones, se completará en el otoño de 2012, precisamente para el principio de la nueva temporada. Para entonces se aumentará la longitud de las rutas hasta 6 km. Tales cifras pueden mostrarse modestas para muchos ávidos esquiadores, sin embargo, en primer lugar, Arjyz, es solo un “globo sonda”, los planes son más ambiciosos. "Los verdaderos trabajos en la estación tendrán lugar a finales de año, cuando propongamos a los inversores centrarse en objetivos concretos”, destacó Jloponin en sus declaraciones a la prensa. 

 

Los constructores afirman que la futura estación se puede comparar con la estación francesa de Les Arcs, situada en los Alpes. Con todas las complicaciones, dentro de ocho años en el territorio de Arjyz aparecerán 24 aldeas turísticas para 24.000 personas, 54 telesillas capaces de levantar a 45.000 personas al día, y también pistas de esquí con una longitud total de 270 km. Todo, en un solo abono de esquí. La empresa OAO, Estaciones del Cáucaso Norte, que se dedica al desarrollo de los cluster de turismo del Cáucaso Norte, cuenta con que después de la ejecución completa de Arjyz, vendrán aquí más de medio millón de personas al año.

 

El cálculo está hecho para hacer el turismo de esquí accesible en primer lugar a los rusos, explica el director general de KSK Alexéi Nevski. "Las estaciones que se incluyen en el grupo turístico del Cáucaso Norte, no tienen que competir unas con otras, tenemos que desarrollar un concepto único, con una comercialización unificada y una política de precios", dijo.

 

Hay un proyecto y una misión social, en la república de Karacháyevo-Cherkesia se van a crear 10.000 puestos de trabajo en esferas similares relacionadas, dijo el presidente de la República, Rashid Temrezov. En cualquier caso, las abuelas locales están listas para recibir invitados: la venta de tortitas de carne (una variedad local de empanadas) y de calcetines de lana ya empieza a animarse.

 

Naturaleza e historia

 

El desfiladero de Arjyz se extendió por una cuenca entre montañas al abrigo de los fuertes vientos, lo que le proporciona un clima suave. Las laderas de las montañas están densamente cubiertas de abetos y pinos, todo lo que se respira aquí son coníferas. También hay 26 manantiales de aguas minerales provenientes del deshielo del glaciar.

 

Si se cansan de esquiar, a los turistas no les faltará a qué dedicarse en cuestión de excursiones. Hay un icono único de Cristo tallado directamente en la escarpada orilla izquierda del río Gran Zelenchuk. El rostro de Jesús se ve en las antiguas iglesias cristianas y las ruinas de la antigua ciudad de Maas. El más antiguo de los templos, de 1200 años de antigüedad, es el edificio religioso más antiguo de Rusia.

 

A 60 kilómetros al oeste de Arjyz, se encuentra el monte Adiuj con una pequeña torre en la cima. El nombre de la montaña y la fortaleza se deben a una chica que, según una versión de la leyenda, se tiró desde la cumbre a causa de un amor no correspondido, pero según la otra versión, se arrojó junto con la escalera de cuerda de su infiel marido que se dedicaba a robar caballos. El viajero que supere los 730 escalones de la escalera de hierro, será recompensado ​​con unas magníficas vistas del río y del valle de Zelenchuk —el horizonte se extiende hasta la misma Abjasia.

 

A los pies del monte Adiuj, se encuentra el hotel Adiuj-Palace, cuyo propietario es un ávido coleccionista de coches antiguos. Entre las curiosidades de su colección se incluye un Mercedes de los años 50, un viejo UAZ que no cuenta ni con un kilómetro en todos sus 40 años de existencia, y la colección completa de Volga, Chaika y Zim.

 

El nuevo cluster

 

Arjyz se convirtió en una plataforma de lanzamiento para los centros turísticos del Cáucaso Norte. Dentro de los límites de desarrollo de todo el cluster turístico, hacia 2020 se planea la creacción de estaciones de esquí de clase mundial en todo el Cáucaso Norte. En Daguestán también aparecerán zonas de playa en las orillas del mar Caspio. Cuando se complete la construcción, el cluster contará con 1.100 kilómetros de pistas de esquí, 227 elevadores mecánicos, así como hoteles, apartamentos y casas de campo para 102.500 plazas.

 

En el KSK cuentan con que el cluster absorberá entre cinco y diez millones de turistas al año. La inversión total en infraestructura de transporte y estaciones de comunicaciones de la región del Cáucaso Norte por parte del Estado es de 60.000 millones de rublos (alrededor de 2.000 millones de dólares). El grupo Sinara se convirtió en inversor y constructor de la infraestructura turística de Arjyz, con una inversión de 1.000 millones y de 3.000  millones de rublos invertidos en la construcción de la estación y su desarrollo de la infraestructura. La financiación del proyecto proviene inicialmente de una sociedad público-privada. El proyecto Arjyz recibirá hasta 80.000 millones de rublos de inversiones.

 

Tras los inversores rusos se debería atraer a los extranjeros, considera Alexéi Nevski, en primer lugar, Francia y Corea del Sur. Ya se ha llegado a un acuerdo con ellos sobre una empresa conjunta. Según sus palabras, la compañía surcoreana Korea Western Power está dispuesta a invertir en el suministro de energía del cluster de turismo millones de dólares, y el banco de inversión en Singapur, Nexus, tiene previsto invertir en el desarrollo de hoteles.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.