Rusia se plantea castigar con un año de cárcel a los consumidores de drogas

"No creo que tenga que ser un castigo severo. Podría ser de un año o seis meses de cárcel", explicó a los periodistas el director del SFAR, Víctor Ivanov.

La agencia federal ha redactado un proyecto de ley para castigar con penas de cárcel a los personas que consumen habitualmente sustancias ilegales.

"Lo importante es el propio hecho del antecedente penal. Por sí mismo es un instrumento para obligar al drogadicto a seguir un tratamiento para librarse de la adicción como alternativa a la prisión", apuntó Ivanov.

Según datos del Ministerio de Sanidad ruso, alrededor de un millón y medio de ciudadanos del país son drogodependientes, mientras que entre tres y cuatro millones consumen drogas de manera esporádica.

Sanidad tiene registrados de forma oficial a unos 550.000 drogadictos, de los cuales medio millón son dependientes de opiáceos y, el resto, de cannabinoides, anfetaminas, alucinógenos y otras drogas.

En los primeros test sobre el consumo de drogas realizados a escolares rusos el año pasado, el Gobierno detectó que un 10 % había consumido alguna sustancia ilegal.

En Rusia mueren todos los años unas 126.000 personas con edades comprendidas entre los 15 y 34 años como consecuencia de las drogas, dijo con anterioridad Víctor Ivanov, jefe del Servicio de Control del Narcotráfico ruso. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.