Rusia se plantea castigar con un año de cárcel a los consumidores de drogas

"No creo que tenga que ser un castigo severo. Podría ser de un año o seis meses de cárcel", explicó a los periodistas el director del SFAR, Víctor Ivanov.

La agencia federal ha redactado un proyecto de ley para castigar con penas de cárcel a los personas que consumen habitualmente sustancias ilegales.

"Lo importante es el propio hecho del antecedente penal. Por sí mismo es un instrumento para obligar al drogadicto a seguir un tratamiento para librarse de la adicción como alternativa a la prisión", apuntó Ivanov.

Según datos del Ministerio de Sanidad ruso, alrededor de un millón y medio de ciudadanos del país son drogodependientes, mientras que entre tres y cuatro millones consumen drogas de manera esporádica.

Sanidad tiene registrados de forma oficial a unos 550.000 drogadictos, de los cuales medio millón son dependientes de opiáceos y, el resto, de cannabinoides, anfetaminas, alucinógenos y otras drogas.

En los primeros test sobre el consumo de drogas realizados a escolares rusos el año pasado, el Gobierno detectó que un 10 % había consumido alguna sustancia ilegal.

En Rusia mueren todos los años unas 126.000 personas con edades comprendidas entre los 15 y 34 años como consecuencia de las drogas, dijo con anterioridad Víctor Ivanov, jefe del Servicio de Control del Narcotráfico ruso. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies