Annan viaja este fin de semana a Rusia y China para tratar sobre Siria

En Moscú, Annan se entrevistará con el presidente ruso, Dimitri Médvedev, y con el ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, según puntualizó a la prensa el portavoz del enviado especial, Ahmed Fawzi.

El viaje a Pekín aún se está organizando, por lo que el portavoz de Annan no pudo confirmar quiénes van a ser los interlocutores del exsecretario general.

En ambas capitales, Annan discutirá los tres puntos de su plan de paz y las propuestas concretas en estos apartados, es decir, el fin inmediato de las represión y las violaciones a los derechos humanos; el permiso para la entrada de la ayuda humanitaria al país; y el inicio de un proceso político.

Fawzi confirmó, asimismo, que en Moscú y Pekín Annan "discutirá las recientes respuestas de Damasco a su plan de paz".

Dichas respuestas fueron obtenidas por el equipo que Annan envió a Siria al inicio de esta semana para discutir con las autoridades sirias y que, tras tres días en Damasco, ayer volvió a Ginebra.

Este equipo estuvo formado por altos cargos políticos, expertos en el mantenimiento de la paz y en planificación militar y logística.

Annan y su equipo analizan actualmente "en profundidad" las respuestas que el régimen de Bachar al Asad ha dado al plan delineado por el ex secretario general de la ONU, antes de viajar a las capitales de los dos países que más apoyo muestran a Siria.

Precisamente, Fawzi mostró su satisfacción por la declaración aprobada por unanimidad por el Consejo de Seguridad sobre Siria en que se apoya plenamente y sin fisuras la misión de Annan.

"El enviado especial siente ahora que tiene todo el apoyo del Consejo, incluido el de aquellos países que son explícitamente cercanos a Damasco", especificó.

El portavoz explicó que por ahora no está planeado ninguna visita de Annan a Damasco, pero aseguró que "las negociaciones continúan por teléfono", y que "en algún momento", volverá a Siria.

"Lo que puedo decir es que las negociaciones están en un punto muy delicado", especificó, y reiteró la preocupación de Annan por la situación sobre el terreno.

"La situación de crisis en el terreno es muy cruda. Por lo que tenemos que progresar pronto. Cada minuto cuenta y Annan es extremadamente consciente de ello", dijo.

La declaración de Fawzi coincidió con la votación en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU de una declaración sobre Siria en la que se condena una vez más al régimen por sus violaciones a los derechos humanos, calificadas de crímenes contra la humanidad por la Misión de Investigación, reitera el llamamiento al cese de la represión, y pide el acceso de las agencias humanitarias al país.

Según las Naciones Unidas, en un año de conflicto han muerto al menos 8.000 personas en Siria, y ha causado 200.000 desplazados internos y 30.000 refugiados. EFE

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies