México y Rusia salen juntos al espacio

Foto de RIA Novosti

Foto de RIA Novosti

La compañía International Launch Services, que pertenece al Centro de Investigación y Producción Espacial Mijaíl Jrúnichov (GKNPTS), anunció la firma del contrato por el lanzamiento del satélite mexicano Mexsat-1 con la ayuda del cohete portador ruso Protón-M. El solicitante ha sido el Ministerio de Comunicaciones y Transportes del Gobierno de México. El lanzamiento del satélite tendrá lugar entre 2013 y 2014 desde el cosmódromo de Bainokur.

México ha creado su propio sistema de satélites, sin embargo, en el país no hay posibilidades técnicas para lanzar satélites cósmicos de forma autónoma. Por eso el Centro Espacial Jrúnichov pone en órbita satélites de otros países con ayuda del cohete portador Protón-M, elaborado por nosotros”, comunicó a Rusia Hoy el representante de la empresa de fabricación de cohetes, Alexánder Borbrénev.


Además, subrayó que es el segundo contrato de lanzamiento comercial que se realiza debido al interés del gobierno de México. Anteriormente, a finales de diciembre de 2010, la compañía International Launch Services y la unidad de aceleración Briz-M acordaron un contrato con los operadores mexicanos de los satélites de comunicación, Satmex para el lanzamiento del satélite Satmex-8, que deberá tener lugar en el tercer trimestre de 2012. Tras poner en órbita ambos satélites se entregará el control a los solicitantes. Están destinados a proporcionar servicios de comunicaciones e información en el territorio de México.

Según la información recibida por el Centro Espacial Mijaíl Jrúnichev, de momento no se planea el lanzamiento comercial de satélites de otros países latinoamericanos.

 

Información adicional

El costo del lanzamiento comercial del cohete portador espacial asciende aproximadamente a 100 millones de dólares.

Rusia y México firmaron en 1996 un acuerdo para la cooperación en la esfera de investigación y uso del espacio cósmico con fines pacíficos.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.