Cita exclusiva en el Russian Meeting Point Marbella

Inauguración del Marbella Point en el Villa Padierna. Foto de María Serrano Velázquez.

Inauguración del Marbella Point en el Villa Padierna. Foto de María Serrano Velázquez.

Russian Meeting Point Marbella ha inaugurado hoy su primera edición con un evento privado entre inversores rusos y agentes inmobiliarios ante la búsqueda de clientes de la federación rusa. En su oferta no faltan verdaderas mansiones de lujo, que rondan los ocho millones de euros y apartamentos de dos dormitorios, que han rebajado su precio a causa de la crisis. El Hotel Villa Padierna de Benahavís, sede de este encuentro de negocios, llevará a cabo mesas redondas y actividades hasta el próximo viernes 16. En sus pasillos se respira lujo y confort a pie de playa ¿cuántos clientes rusos caerán en la tentación de no marchar a su país sin su segunda residencia?

Los 21 expositores que se presentan en la primera edición marbellí del Russian Meeting Point Marbella acaparan un alto número de viviendas en stock dentro de este mercado lujoso de la Costa del Sol. Según ha destacado el Patronato de Turismo de Málaga,  esta zona clave de la industria turística europea alberga entre 35.000 y 40.000 viviendas vacías. De ahí la necesidad del fomento de este tipo de eventos para incentivar el mercado de la vivienda de lujo. Y qué mejor forma que con este encuentro. Charlas y debates acapararán la atención de este público potencial que  ya ocupa el 10% de las residencias de lujo que se exhiben en el exclusivo Triángulo de Oro (Marbella, Benahavís y Estepona).

“Hoy por hoy el mercado ruso y el escandinavo están moviendo el sector inmobiliario en la Costa del Sol”. El agente de ventas Juan Emilio Rossi, del complejo Valle Romano tiene claro su target cuando se acerca hasta el hotel Villa Padierna en busca de capital ruso. El concepto “golf resort” de este espacio de ensueño ofrece a su clientes precios para todos los bolsillos. La principal promoción se encuentra en sus apartamentos de dos habitaciones y dos cuartos de baño por aproximadamente  98.000 euros. Sin embargo, la crisis económica parece estar fuera del bolsillo ruso, ya que múltiples agentes  afirman con satisfacción que el número de villas por un precio mucho más elevado son las mejor vendidas entre los inversores de este país.

Para acercar al inversor ruso a la Costa del Sol, Enrique Lacalle, director de Barcelona  Meeting Point, encuentro inmobiliario previo al de Marbella, ha afirmado que “Rusia es un país enamorado de España al que le gusta nuestro sol, nuestra gastronomía, nuestras playas y nuestra gente”. La unión de la oferta y la demanda, en más de 70 inversores, entre los que se encuentran la Guild of Realtors, presidido por Gregory Poltorak ha ayudado a crear un tándem perfecto en un espacio que ocupa 1000 metros cuadrados. Este encuentro es “motivo de éxito”  ha señalado Lacalle, tras haber organizado previamente 5 Marbella Meeting Point entre 2001 y 2005. “En estos días se cerrarán importantes transacciones”, señala. Por su parte el delegado de Rusia para asuntos económicos y comerciales, Alexéi S. Rubinchik ha afirmado que es “una oportunidad única porque en este evento están presentes todas las partes del proceso de inversión”- Y no sólo habla de los inversores sino de otros agentes como lo gubernamentales que tiene un fuerte peso en este tipo de operaciones.

Adrenalina de lujo y otras peculiaridades


El foro marbellí ha concebido este último evento como un encuentro de carácter exclusivamente profesional ya que permite, entre otras operaciones,  la posibilidad de poder concertar una visita al inmueble que el cliente ruso desee.  “Los rusos a la hora de comprar una vivienda buscan diseño y calidad. Son muy exigentes y eso los distingue del resto de inversores”, afirma el jefe de departamento de desarrollo de negocio, Ignacio Pérez Díaz del complejo La Zagaleta, que oferta viviendas de alto lujo por ocho millones de euros.

El perfil del cliente está muy bien delimitado. El ruso que se acerca a las agencias de alto standing tiene entre 40 y 50 años y buscan una segunda residencia familiar para alejarse del frío. El clima de sol de Málaga es otro de los grandes atractivos. 

Las mesas redondas y coloquios que se acogerán esta semana ayudarán a los rusos a disipar sus dudas a la hora de invertir en nuestro país.  Por ello la Asociación Nacional de Urbanizadores ha buscado el diálogo conjunto en las charlas basadas en cómo canalizar eficientemente los flujos de capital ruso.

En los pasillos del hotel marbellí también hay sitio para lo que hablan sobre la adrenalina de lujo. Asya Nazaryan busca clientes en estos tres días para su club Ascari. “Actualmente el público ruso es muy escaso y sabemos que a ellos les encanta conducir a gran velocidad”. Circuitos de lujo con marcas como porsches se desarrollan en sus actividades para este público al que la crisis parece no afectar demasiado.

Russian  Meeting Point va en sus negocios más allá del producto inmobiliario. El cliente ruso se acerca a pie de costa para buscar tranquilidad y un clima que lo aleje del frío. Sin duda, una inversión que no es sólo económica, también de buena salud y es que parece ser que cualquier ruso prefiere la costa del Sol antes que otro rincón del viejo continente europeo.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies