Rusia no tiene intención de participar en acciones militares en Siria

"En lo que se refiere a la entrada de tropas para participar en acciones de combate, creo que iría en contra de los intereses fundamentales de la Federación Rusa", afirmó Lavrov.

Moscú insiste en un alto de fuego inmediato entre las partes en conflicto sirio y el inicio de la supervisión imparcial de la situación en el país árabe por parte de los observadores internacionales.

"En el caso de Siria nos pronunciamos por el cese del fuego inmediato y coordinado de todas las partes (en conflicto) bajo supervisión internacional imparcial. (También) por la ayuda humanitaria a la población y el inicio del diálogo sirio sin condiciones previas", dijo.

El jefe de la diplomacia rusa reiteró que Rusia considera inaceptables los intentos de solucionar el conflicto por la fuerza, en detrimento de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, "tal como ocurrió en Libia".

Moscú considera que los ejemplos de Irak y Afganistán demuestran que el empleo de la fuerza no resuelve los problemas, sino que los agrava.

El ministro ruso subrayó que la comunidad internacional debe presionar a todas las partes en conflicto -Gobierno y oposición- y no sólo al régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

"Los que repiten que todo depende de Rusia como poco no son sinceros. Estamos dispuestos a llegar a acuerdos con otros participantes (de la comunidad internacional) para trazar una línea de actuación única, que incluya la influencia sobre todas las partes sirias", recalcó.

En este sentido, Lavrov apuntó que Rusia no tiene "ninguna influencia sobre los grupos armados que luchan contra las fuerzas gubernamentales. Nuestros socios tienen que darse cuenta de su grado de responsabilidad en este asunto".

Rusia, según el titular de Exteriores, no defiende al presidente sirio "sino la justicia".

"Quién debe gobernar Siria es una decisión de su pueblo. No defendemos al régimen sino la justicia, el derecho soberano de los sirios a una elección democrática", reiteró el ministro.

El objetivo de Moscú es "lograr la paz en Siria, proteger vidas humanas, impedir un conflicto religioso en la región de Oriente Próximo, mantener la estabilidad y la seguridad en la cercanía inmediata a nuestras fronteras".

"La alternativa es una destructiva guerra civil con consecuencias regionales imprevisibles", sentenció Lavrov.EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies