EEUU defiende la importancia de la base kirguís para operación en Afganistán

"El centro de tránsito de mercancías cumple sólo un objetivo: apoyar los esfuerzos de la coalición aliada en Afganistán", dijo Panetta, citado por las agencias rusas.

Panetta, que llegó la víspera al país centroasiático limítrofe con China, subrayó que "el centro de tránsito tiene una gran importancia para la ISAF -la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad- para la operación en Afganistán".

El secretario de Defensa destacó que Manás es también importante para "la eliminación de Al Qaeda para que ese país (Afganistán) deje de ser refugio para extremistas".

Panetta, quien destacó que Manás ha ganado importancia en los últimos meses tras el cierre de las vías de tránsito por el territorio de Pakistán, se reunió hoy con el ministro de Defensa Kirguís, Taalaibek Omuralíev.

Estados Unidos quiere ampliar el arriendo de la base en el país centroasiático después de 2014, cuando expira el actual contrato y también está previsto que las tropas norteamericanas abandonen Afganistán.

Al respecto, el jefe del Consejo de Defensa kirguís, Busurmankul Tabaldíev, aseguró la víspera que a partir de junio de 2014 Manás debe dejar de ser "una instalación militar" y expresó su interés en conocer la postura de Panetta al respecto.

"La opinión kirguís es que el aeropuerto de Manás se convierta en un centro civil y con ese fin ya se está trabajando. Lo que no está claro para nosotros es la postura norteamericana. Es muy importante que logremos un acuerdo antes de finales de este año", dijo.

El presidente de Kirguizistán, Almazbek Atambáyev, elegido a finales del pasado año, anunció recientemente que EEUU deberá cerrar en 2014 el centro de tránsito de Manás y retirar a todos sus efectivos militares del país.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, también viajó a finales de 2010 a Biskek, que acoge también una base militar rusa (Kant), tras las elecciones parlamentarias con el fin de conocer la postura del nuevo Gobierno.

Presionado por Rusia, el derrocado presidente kirguís, Kurmanbek Bakíev, decidió a principios de 2009 cerrar la base, que acogía tropas aliadas desde 2002, tras desacuerdos con Washington sobre el pago del alquiler de las instalaciones, el estatus de los militares y su impacto ecológico.

No obstante, varios meses después EEUU y Kirguizistán alcanzaron un acuerdo válido por doce meses y renovable automáticamente cada año para reemplazar la base militar por un centro de tránsito, que comenzó a operar en agosto de 2009 y por el que pasan más de medio millón de pasajeros anualmente.

Al concluir su estancia en Kirguizistán, Panetta efectuó hoy una visita no anunciada a Afganistán, tras la crisis abierta por la matanza de 16 civiles por un soldado estadounidense el pasado domingo en ese país.EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.