La primavera rusa de Jonatan Valle

Jonatan Valle, durante el amistoso entre la selección AFE de futbolistas desempleados y el CSKA. Fuente: AFE

Jonatan Valle, durante el amistoso entre la selección AFE de futbolistas desempleados y el CSKA. Fuente: AFE

El fútbol también ha sido golpeado por la crisis económica española, especialmente los clubes de las divisiones inferiores, cuyo presupuesto depende en gran medida de los ayuntamientos, hoy endeudados hasta las cejas. En esta coyuntura uno puede encontrarse con futbolistas de cierto prestigio, incluso con pasado en Primera División, apurados o directamente en el paro. Fue el caso de Jonatan Valle, niño prodigio del Racing en su día al que se le salió la cadena a medio camino del estrellato. Tras seis meses desempleado y con dos niños pequeños a su cargo, ha encontrado la oportunidad para reengancharse en el Rubin Kazan. Esta es su historia.

Con sólo 11 años, Jonatan Valle (Santander, 1984) deslumbró en el reconocido Torneo Internacional Alevín de Brunete, del que se proclamó campeón con el Racing de Santander. Por un solo voto, Andrés Iniesta, entonces en las filas del Albacete, le birló el galardón de mejor jugador de aquel torneo. Ambos recibieron una oferta para unirse a las categorías inferiores del Barcelona, en La Masía. Iniesta la aceptó y su historia es de sobra conocida. En cambio, Joanatan Valle, apegado a su familia, rechazo aquella propuesta y continuó su vinculación con el Racing, que le blindó con una cláusula de 1.000 millones de las antiguas pesetas. Debutó con 18 años en el primer equipo, en el que permaneció 5 temporadas, alguna de ellas con un rendimiento destacado como revulsivo desde el banquillo.

 

 



Sin embargo, la historia se tuerce en el verano de 2006, cuando comienza un peregrinaje de cesiones por equipos de cada vez menor categoría, aliñado por recurrentes problemas físicos: Málaga (en 2ª división), Ponferradina, Castellón y Leganés. “Te llega todo demasiado pronto, con 14 años ya ganaba mi propio dinero. Cuando eres tan joven, no sabes asimilar la presión y la fama. En vez de tirar hacia arriba me estanque”, confiesa el propio futbolista en una entrevista a RNE.



En el verano de 2011, el Leganés prescinde de los servicios de Valle, que se encuentra sin equipo para la nueva temporada, rechazado en Palencia. Con 27 años, la carrera futbolística de aquel alevín que deslumbrase en Brunete pendía de un hilo. Padre de dos hijos, sin ninguna oferta sobre la mesa desde hacía meses y refugiado en libros de autoayuda, Jonatan se enrola a comienzos de año en la ‘Selección AFE’ (Asociación de Futbolistas Españoles), una iniciativa piloto que consiste en crear un equipo amateur de futbolistas desempleados para ayudarles a retomar su trayectoria y encontrar trabajo.



El combinado de desempleados se concentra durante varias semanas, entrena y disputa partidos amistosos, especialmente ante clubes de ligas del Norte de Europa, ‘refugiados’ en España durante el parón invernal: “Después de 6 meses desempleado fue lo mejor que me podía pasar. Un jugador lo que quiere es competir, sentirse futbolista. Fue una gran oportunidad, pues también conlleva exponerte a ojeadores y equipos”, explica Jonatan Valle en RNE. El cántabro, el apellido más ilustre del combinado AFE, se convirtió rápidamente en estrella del equipo, que disputó varios partidos contra clubes rusos: derrota 0-1 ante el Rubin Krasnodar y victoria ante el CSKA con gol del propio Jonatan. El último día de trabajo con la Selección AFE sonó el teléfono…



10 días de prueba



El también cántabro y ex del Racing Raúl Ruiz es desde hace 4 años preparador físico del Rubin Kazan. El equipo ruso se concentró en Marbella durante enero y hasta los oídos de Ruiz llegó la historia de Jonatan Valle (al que conoce de sus años en Santander) despuntando en la Selección AFE. Primero lo habló con su club y después llamó al representante para ofrecer al jugador 10 días de prueba con el equipo. “Cuando me dijeron que me quería el Rubin me eché a reír, pensé que me estaban vacilando. Esperaba alguna oferta interesante, pero no de un equipo tan grande (campeón de la liga rusa en 2008 y 2009). He cometido errores, pero no dejaré pasar esta oportunidad. Me estoy jugando mi futuro y el de mis dos hijos”, se conjuró Jonatan Valle en una entrevista a Marca.



Y de veras que no desaprovechó la oportunidad. Convenció al entrenador del Kazan, Kurban Verdyev, en los 10 días de prueba y ha firmado un contrato, en principio hasta final de temporada. Además de con Raúl Ruiz, en el equipo ruso coincidirá con su ex compañero César Navas, con quien ya compartió vestuario en Málaga en 2007. “Me han dicho que es la tercera ciudad más importante de Rusia, rica en petróleo y gas, se vive bien allí”. Su ficha y foto ya aparecen junto a las del resto de compañeros en la web oficial del club. Tras un largo invierno, Jonatan ha vuelto al tajo.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.