Moscú considera improbable la celebración de la cumbre OTAN-Rusia en Chicago

"Sin acuerdo sobre el escudo antimisiles es improbable la celebración de esta cita desde nuestro punto de vista, si la defensa antimisiles (de la OTAN) sigue igual que ahora", aseguró el viceministro ruso de Exteriores, Serguéi Riabkov.

El diplomático recordó, sin embargo, que la cumbre podría centrarse en otros temas como Afganistán o la cooperación en el golfo de Adén, en el Cuerno de África, para luchar contra los piratas somalíes, según las agencias rusas.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, pidió ayer al vencedor de las elecciones presidenciales en Rusia, Vladímir Putin, que continúe la política de diálogo con la Alianza Atlántica y acceda a cooperar en más áreas, especialmente la defensa antimisiles.

El mandatario de la Alianza Atlántica pone sus esperanzas en la cumbre de Chicago, en la que confía en firmar un convenio con Rusia en materia del escudo antimisiles, aunque sin colmar las exigencias de Moscú relativas a las garantías jurídicamente vinculantes para que los misiles no puedan apuntar a objetivos rusos.

En respuesta a Rasmussen, Riabkov descartó la firma de cualquier documento político en caso de que celebre la cumbre en la ciudad norteamericana.

El pasado mes de noviembre, el presidente ruso, Dmitri Medvédev, amenazó con emplazar en el sur y en el oeste de Rusia sistemas de armamento de ataque modernos que estén en disposición de garantizar la destrucción del componente europeo del sistema antimisiles.

Pocos días después, Moscú cumplió la primera de las medidas anunciadas y desplegó un radar de alerta temprana sobre ataques con cohetes en el enclave báltico de Kaliningrado, fronterizo con Polonia. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.