Moscú da la espalda a Putin

Putin perdió en la capital rusa casi un tercio de los votos que había obtenido hace cuatro años su delfín, el presidente saliente Dmitri Medvédev.

El jefe del Gobierno ruso obtuvo en la capital el 47,22 % de los sufragios, según datos oficiales con más del 86 % del escrutinio, mientras que en 2008 Medvédev consiguió el 70,28 %.

Como reconocía ayer el jefe de campaña del primer ministro, Stanislav Govorujin, mucho antes de que se conocieran los primeros resultados de la capital, "los acomodados de Moscú" votan por Mijaíl Prójorov, el multimillonario magnate que se presentó como abanderado de clase media.

Prójorov, de hecho, ocupó el segundo puesto entre las preferencias de los moscovitas con el 20,21 % de los votos, seguido muy de cerca por el líder de los comunistas, Guennadi Ziugánov.

Los grandes perdedores en la capital fueron el ultranacionalista Vladímir Yirinóvski, que obtuvo según cifras preliminares el 6,35 % de los votos, y el socialdemócrata Serguéi Mirónov (5,04 %).

Moscú ha sido el escenario de las manifestaciones más multitudinarias en oposición a Putin y al sistema político que ha creado, sobre todo después de las legislativas de diciembre, fraudulentas según muchos habitantes de la principal ciudad rusa.

También hoy la capital acoge nuevas protestas de la oposición, pero también manifestaciones de los partidarios del virtual presidente electo, que al cierre de los colegios electorales reunieron a decenas de miles de personas frente a las murallas del Kremlin para celebrar la victoria de Putin.

Los moscovitas, sin embargo, también han sido de los más apáticos de Rusia para acercarse a los colegios electorales: la participación alcanzó el 58,06 % del censo, sensiblemente por debajo del 65,3 % registrado en el país, un 5 % más que en la pasadas presidenciales de 2008.

Y mientras Moscú ha dado la espalda a Putin, las repúblicas del Cáucaso Norte lo han recibido con los brazos abiertos: en Chechenia, donde la participación superó el 99,5 % del censo, el primer ministro recabó el apoyo del 99,73 % de los electores.

"Hoy, el pueblo chechén vive una de las páginas más brillantes de su historia. Por eso considero lógico y justo que la absoluta mayoría de los electores de la república hayan votado por Vladímir Putin", dijo el líder de Chechenia, Ramzán Kadírov.EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.