La vuelta de las protestas

La victoria de Vladímir Putin en las elecciones presidenciales del domingo dio lugar hoy a una serie de mítines de signo opuesto en Moscú, San Petersburgo y otras ciudades de Rusia.

Partidarios de la oposición se congregaron esta noche en la céntrica plaza Pushkin de Moscú siguiendo la convocatoria del comité organizador “Por unas elecciones limpias” para impugnar la victoria de Vladímir Putin en las urnas y exigir la convocatoria de nuevos comicios presidenciales. El mitin reunió a unas 14.000 personas, según la Policía, y hasta 20.000, según los organizadores.

El político opositor Vladímir Rizhkov calificó las elecciones de ayer como “falsificadas e ilegítimas”. El líder del Frente Izquierdo Serguei Udaltsov dijo estar “lleno de odio hacia esos comicios”. “Jamás los voy a reconocer”, agregó. El conocido bloguero Alexei Navalni reiteró su acusación de “granujas y ladrones” contra el actual régimen. Uno de los fundadores del partido Yábloko, Grigori Yavlinski, llamó a formular “una alternativa auténtica y cabal” al actual régimen. El empresario y candidato independiente Mijaíl Prójorov, el único de los contrincantes de Putin que se presentó al mitin, confesó sentirse “en deuda” con los electores que votaron por él “a pesar de que las elecciones no han sido limpias”.

Diversos activistas de la oposición se sucedieron frente al micrófono para expresar su rechazo al actual régimen y a los resultados de las elecciones cuya limpieza desde un principio pusieron en duda. Sin embargo, sus discursos no desvelaron la existencia de una plataforma única ni un plan de acción a corto plazo.

Mientras, unos 15.000 partidarios del primer ministro Putin salieron a manifestarse esta noche a la céntrica plaza Manezh de Moscú, el mismo lugar donde decenas de miles de personas celebraron anoche la victoria del candidato de Rusia Unida. El famoso hockeísta Viacheslav Fetísov resaltó que Putin da a todos “la oportunidad de mirar al futuro con la cabeza erguida”.

El mitin que el Partido Comunista de la Federación Rusa (KPRF) convocó este lunes en el centro de Moscú duro poco más de media hora y contó con la asistencia de unas 300 personas, según los datos policiales. El líder de KPRF, Guennadi Ziugánov, quien la víspera restó legitimidad a las elecciones presidenciales, no compareció en el lugar.

El escritor y político radical Eduard Limónov, junto con unos 50 simpatizantes del movimiento La Otra Rusia, fue detenido esta noche tras un intento de manifestarse sin permiso en la emblemática plaza Lubianka, cerca de la sede del Servicio Federal de Seguridad (FSB).

Vídeo de RT.com

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.