Abren los colegios electorales en toda Rusia para votar en las presidenciales

A las 08.00 hora local (05.00 GMT) abrieron sus puertas los colegios electorales del enclave báltico de Kaliningrado -la región más occidental de Rusia- que fueron los últimos en incorporarse a la jornada de votación más larga del mundo (21 horas) en un país que abarca nueve husos horarios.

Los primeros colegios electorales en recibir a los votantes fueron los de las regiones de Kamchatka, Chukotka y Magadán, en el Extremo Oriente ruso, que abrieron sus puertas, tal y como establece la ley, a las 08.00 hora local (20.00 GMT del sábado), cuando en Moscú era medianoche.

Los ciudadanos podrán ejercer su derecho a voto hasta las 20.00 hora local, tras lo cual se dará comienzo al escrutinio.

Cerca de 110 millones de ciudadanos están convocados a las urnas en una jornada electoral que concluirá en Kaliningrado a las 17.00 GMT del domingo.

Cinco candidatos compiten por la jefatura del Estado ruso, pero según todas las encuestas hay un solo favorito a la victoria: el expresidente (2000-2008) y actual primer ministro, Vladímir Putin.

Sus rivales son el comunista Guennadi Ziugánov, el ultranacionalista Vladímir Yirinovski, el socialdemócrata Serguéi Mirónov y el magnate independiente Mijaíl Prójorov.

La votación transcurre en medio de importantes medidas de seguridad: el Ministerio del Interior de Rusia movilizó a 380.000 policías para garantizar el orden público durante la jornada.

En su labor, los efectivos policiales cuentan con el apoyo de 30.000 voluntarios y de otros tantos guardias de empresas de seguridad, según adelantó en víspera de los comicios el número dos de Interior, Alexandr Gorovói.

Una de las novedades de la jornada es que la votación puede ser seguida a través de internet gracias a las cámaras web instaladas en la mayoría de los cerca de 96.000 colegios electorales habilitados en todo el país.

La instalación de la cámara web fue ordenada por Putin después de que la oposición denunciara fraudes masivos en favor oficialismo en las elecciones parlamentarias de diciembre pasado.

Según el primer ministro, esta innovación permite garantizar la transparencia de la votación.

Sin embargo, la oposición fue unánime en señalar que con dichos artilugios no se puede ejercer un control sobre el escrutinio, la recolección y centralización de los datos, procesos susceptibles de manipulación.

La ONG rusa "Golos", que defiende los derechos de los electores, anunció que realizarán un recuento paralelo todos los colegios de Moscú y en otros 10.000 del resto del país.

Diversos grupos opositores han convocado para el lunes una gran manifestación en el centro de Moscú, para protestar contra las elecciones presidenciales, que consideran ilegítimas y viciadas ya desde el proceso de inscripción de las candidaturas.EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.