Interior ruso teme el despliegue de un campamento en Moscú tras los comicios

"Según datos de Interior, algunos organizadores de actos de protestas no autorizados han comprado numerosas tiendas de campaña para colocarlas en la ciudad", explicó a la agencia Interfax un portavoz del ministerio.

Las fuerzas del orden aseguraron que impedirán "cualquier intento de organizar actos no autorizados, cuyos organizadores responderán ante la ley".

Algunos opositores ya han advertido de que si en las presidenciales se repite el fraude que según ellos tuvo lugar en las parlamentarias de diciembre, lanzarán una campaña de desobediencia civil con protestas indefinidas a escala nacional.

Al respecto, el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, advirtió este jueves que no permitirá la repetición de la Revolución Naranja de 2004 en Ucrania, en la que los opositores acamparon en el céntrica plaza de la Independencia de Kiev para denunciar fraude hasta que lograron que se repitieran las presidenciales.

Mientras el principal movimiento opositor de Rusia, convocante de las multitudinarias manifestaciones que recorrieron todo el país en diciembre y febrero, saldrá el próximo lunes a una manifestación autorizada por el Ayuntamiento de Moscú, otros sectores más radicales han anunciado actos no autorizados.

El Ministerio de Interior, sin embargo, teme que algunos líderes de la manifestación autorizada "planean organizar una marcha no autorizada por las principales calles de la capital".

"Además, según nuestras informaciones, los organizadores de la marcha están creando grupos para provocar y enfrentarse a las fuerzas del orden y a los representantes de otros movimientos que participen en actos autorizados", dijo el portavoz ministerial.

Alexéi Navalni, uno de los líderes más populares de la oposición no parlamentaria, escribió hoy en su página de Twitter que "todos los que así lo deseen podrán marchar tranquila y pacíficamente hacia la plaza Manezh después del mitin (autorizado) en la plaza Púshkinskaya".

Manezh, frente al Kremlin, es un lugar vetado para la oposición, y el Ayuntamiento de Moscú lo dejó claro ayer al advertir de que cerrará al tráfico algunas de las calles aledañas para impedir que nadie marche hasta este simbólico lugar en el corazón de la capital. EFE

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies