Oposición rusa se manifestará tras elecciones aunque no reciba autorización

"Insistiremos en que nos dejen concentrarnos en las plazas de Lubianka o Manezh. Si las autoridades no aceptan, entonces iremos por nosotros mismos", afirmó Borís Nemtsov, ex viceprimer ministro, a la agencia Interfax.

Nemtsov, uno de los dirigentes del comité organizador de las marchas "Por unas elecciones limpias", advirtió de que la oposición, que espera congregar al menos a 10.000 personas, "no podrá retener a la gente que desea acudir al centro de Moscú".

"Eso sí, haremos todo lo posible para que, incluso sin autorización oficial, todo transcurra tranquila y pacíficamente, sin provocaciones. Por lo menos, por parte de nuestros partidarios no las habrá", señaló.

El líder del Frente de Izquierdas, Serguéi Udaltsov, aseguró que "si las autoridades no nos dan permiso para celebrar el acto en el centro de Moscú, pues sería su gran error".

"O Lubianka o Manezh. No aceptaremos otra variante. Si no hay acuerdo, no tendremos ninguna responsabilidad por lo que pueda ocurrir. El domingo se decide el futuro del país para los próximos seis años y la oposición tiene derecho a concentrase en el mismo centro de Moscú junto al Kremlin", apuntó.

Por su parte, el ex campeón mundial de ajedrez Garry Kaspárov recordó que durante las multitudinarias protestas antigubernamentales de los últimos meses "no se ha roto ni un solo cristal".

"No hay que temer a una gran multitud. Creemos que el número de participantes en las manifestaciones tarde o temprano terminará resquebrajando al poder. Las protestas seguirán hasta que las autoridades acepten nuestras demandas", aseveró.

Los opositores han advertido de que si en las presidenciales se repite el fraude de las parlamentarias de diciembre pasado, lanzará una campaña de desobediencia civil con protestas indefinidas a escala nacional.

Al respecto, el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, advirtió hoy de que no permitirá la repetición de la Revolución Naranja de 2004 en Ucrania, en la que los opositores acamparon en el céntrica Plaza (Maidán) de la Independencia de Kiev para denunciar fraude hasta que lograron que se repitieran las presidenciales.

"Nadie está en contra de los mítines y actos, si no afectan a la vida de los ciudadanos ", dijo Sobianin al diario "Komsomólskaya Pravda".

Con todo, añadió: "Lo seguro que no habrá es un Maidán. No permitiremos que se monten tiendas de campaña en la ciudad".

"Con la excepción de la Plaza Roja, en el centro no tenemos grandes espacios. Los manifestantes van por la calle y obstruyen el tráfico. Este es el principal problema", indicó.

Según los últimos sondeos, el expresidente y actual primer ministro, Vladímir Putin, ganaría los comicios en la primera vuelta con un 66 % de los votos, según el Centro Levada, o con el 58,7 %, de acuerdo a la Fundación Opinión Pública. EFE

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies