La segunda ciudad de Rusia prohíbe la propaganda homosexual

La ley castiga con multas administrativas de entre 5.000 rublos (unos 170 dólares) y 500.000 rublos (unos 17.000 dólares), dependiendo de si se trata de personas físicas o jurídicas, según informan las agencias rusas.

De esta forma, queda prohibido por ley la propagación de información sobre la homosexualidad, la bisexualidad, el lesbianismo, la transexualidad y también la pedofilia entre los menores de edad.

El documento considera que la propagación de información sobre esas actitudes minoritarias puede perjudicar a la salud y al desarrollo moral de los menores de edad al presentar la homosexualidad como algo normal.

La ley, que fue presentada en noviembre del pasado año, fue aprobada en tercera lectura por 29 de los 50 diputados de la asamblea y ahora será enviada para su promulgación por parte del Gobernador de la antigua capital imperial.

Las organizaciones homosexuales han criticado la ley al considerar que supone una violación de la libertad de expresión y que servirá de pretexto para seguir prohibiendo las marchas de orgullo gay.

Leyes similares fueron aprobadas en los últimos meses en las regiones rusas de Astraján, Kostromá y Riazán.

El último intento de celebrar una marcha de orgullo gay en mayo de 2011 en la capital rusa desembocó en choques violentos entre activistas homosexuales y ultranacionalistas, y en la detención de varias decenas de personas.

Desde 2006, las organizaciones homosexuales rusas han intentado manifestarse en Moscú, pero siempre se encontraron con la negativa del destituido alcalde de la capital Yuri Luzhkov, que consideraba las marchas gay "actos satánicos".

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictó una sentencia que considera que la prohibición de marchas gay en Moscú en 2006, 2007 y 2008 "se contradice con la Convención europea de defensa de los derechos humanos y las libertades fundamentales".

Hasta el 27 de mayo de 1993 no fue abolido el artículo 121 del código penal de Rusia que sancionaba con penas de cárcel las prácticas homosexuales.

Ese mismo año también se dejó de considerar la homosexualidad como una enfermedad mental. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies