La UE sanciona a jueces y policías bielorrusos por la represión en el país

La nueva ronda de medidas restrictivas fue rubricada por los ministros de Asuntos Europeos del bloque en un punto sin debate, después de que los embajadores comunitarios las pactasen ayer.

Las 21 personas sancionadas se unirán a los más de 200 bielorrusos que ya figuran en la "lista negra" europea, por lo que verán congelados los bienes que puedan tener en la Unión y tendrán prohibido viajar a territorio comunitario.

Las identidades de los sancionados se harán públicas mañana, cuando la decisión sea publicada en el Diario Oficial de la UE.

Fuentes comunitarias, sin embargo, han avanzado que 19 de ellos son jueces con un "historial de sanciones contra manifestantes pacíficos" y los otros dos, mandos de la Policía.

Según anunció ayer la jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, el próximo mes de marzo la Unión aprobará nuevas sanciones, en concreto, contra empresarios considerados responsables de apoyar la política represora del régimen.

La UE viene exigiendo de forma repetida la liberación de todos los opositores detenidos, juzgados y encarcelados tras los disturbios que estallaron en Minsk el 19 de diciembre de 2010 después del cierre de los colegios de votación, cuando la oposición salió a las calles de la capital para denunciar el fraude electoral.

El presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, considerado el último dictador de Europa, calificó entonces los desórdenes postelectorales de intento de golpe de Estado y aseguró que la oposición sería castigada con todo el peso de la ley, a pesar de las presiones occidentales, promesa que cumplió a rajatabla.

En concreto, hasta cinco candidatos de la oposición a la presidencia fueron condenados y encarcelados posteriormente, aunque dos de ellos han sido puestos en libertad condicional en los últimos meses: Vladímir Nekliáev y Vitali Rimashevski.

En los procesos contra los participantes en los disturbios, que aún continúan, ya han sido condenados los candidatos presidenciales Nikolái Statkevich, Dmitri Uss y Andréi Sánnikov, a cinco años, cinco años y medio y cinco años de cárcel, respectivamente, por organizar disturbios masivos.

Además, la Justicia bielorrusa confirmó en enero la condena a cuatro años y medio de cárcel del activista bielorruso Ales Beliatski, director de la organización de derechos humanos Viasná (Primavera), al considerarlo culpable de evadir impuestos.

El pasado diciembre, Minsk rechazó la solicitud conjunta de los embajadores de la UE en Bielorrusia para visitar a los opositores juzgados y encarcelados. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.