La semántica lírica de los colores

La obra pictórica de Chagall, como un caleidoscopio multicolor, suspende los sentidos, igual que en los segundos previos al sueño profundo. En ella, vemos parejas voladoras surcando los cielos, cabezas al revés pintadas de verde, cerdos y cabras investidas de un protagonismo singular. Pese a ser considerado uno de los exponentes más brillantes de la vanguardia pictórica del siglo pasado, Marc Chagall no formó parte de ningún movimiento artístico, pero aprendió de todos ellos. Independiente y poético, además de dedicarse a la pintura y a la ilustración, también se dejó tentar por la escenografía y escribió poesía en yidis. La literatura era tan importante para él como su mundo de Vitebsk. De ello dan prueba sus ilustraciones de «Las mil y una noches», de «Et sur la terre…» de Malraux sobre la Guerra civil española, de las «Fábulas» de Jean de la Fontaine o de «Las almas muertas» de Gógol, presentes en esta retrospectiva madrileña.

Para ver el vídeo con subtítulos en español, activadlos mediante el botón CC en la barra de Youtube

Al pasear por las salas del Museo Thyssen y la Fundación Caja Madrid, recordé el celebrado diálogo entre Anna y William en la comedia romántica «Notting Hill», en que los dos, con los ojos clavados en una reproducción de un cuadro de Chagall, dicen: Ella, encarnada por Julia Roberts: «Así debería ser el amor, flotando en un cielo azul oscuro…». Él, el librero al que da vida Hugh Grant: «¿Y con una cabra tocando el violín?». A lo que la actriz responde, rotunda y veraz: «Pues sí, la felicidad no es completa sin una cabra tocando el violín».

Esa frase lapidaria sintetiza bien lo que explica Meret Meyer, nieta del artista: el espacio pictórico de Chagall nos acoge nada más acercarnos a él y nos invita a descubrir sus visiones de lo imaginario. ¿Es la libertad de tratamiento, mediante la audacia de los colores, lo que nos interpela y lo que nos hace ver en él a un temperamento poético en busca de la bendición de todas las paradojas reconocidas? Dejamos que cada cual resuelva el interrogante a su manera.

La grabación de este vídeo, que recoge impresiones del comisario Jean-Louis Prat y de las nietas del pintor, tuvo lugar en las dos sedes de la exposición, el Museo Thyssen y la Fundación Caja Madrid, el jueves 9 y el lunes 12 de febrero.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.