Domodédovo un año después

Foto de Itar Tass

Foto de Itar Tass

Han concluido las investigaciones sobre el atentado terrorista que el 24 de enero de 2011 acabó con la vida de 37 personas en el aeropuerto de la capital rusa. Acusados cuatro ciudadanos de Ingusetia.

Se han completado las investigaciones sobre el atentado del 24 de enero de 2011 en la terminal de salidas del aeropuerto Domodédovo de Moscú, que causó la muerte de 37 personas. Los investigadores están preparados para formalizar las acusaciones contra cuatro habitantes de Ingushetia (Caúcaso Norte), arrestados en las primeras semanas tras la masacre, aunque aún se busca a algunos sospechosos.

El Comité Investigador de Rusia ha anunciado la conclusión de las investigaciones sobre el atentado terrorista que tuvo lugar en el aeropuerto de Domodédovo de la capital rusa. El anuncio coincide con el aniversario de la tragedia. El 24 de enero de 2011, Magomed Yevloev, un terrorista suicida de 21 años, saltó por los aires haciendo explotar un artefacto artesanal, en medio de una multitud, provocando 37 muertos y 173 heridos. La identidad del terrorista se confirmó posteriormente gracias a la comparación con muestras de sangre tomadas de sus padres.

El escuadrón de terroristas del que formaba parte Yevloev pertenece a la organización integrista “Emirato del Caúcaso”, encabezada por el Emir Supremo Doku Umárov, según han aclarado los investigadores.

“Umárov es el cerebro tras el atentado del aeropuerto de Moscú”, ha añadido el Comité Investigador. Los vicecomandantes del grupo, Aslán Biutukaev y Supian Abdullaev fueron encomendados en el reclutamiento y adiestramiento del terrorista suicida. Los dos habían concentrado sus esfuerzos en el joven estudiante de contabilidad, Magomed Yevloev, originario del pueblo de Ali-Jurt, en el distrito de Nazrán, en Ingushetia. Fuentes cercanas a Yevloev cuentan que se perdió la pista del joven ya en mayo de 2010.

Según parece, los terroristas suicidas se preparaban en un campo de entrenamiento situado en el distrito de Sunzha, en Ingushetia. “En el campo de Sunzha, los guerrilleros recibían un entrenamiento militar básico, preparaban explosivos y grababan los videomensajes de Doku Umárov, que después se difundían en la red”, ha declarado el portavoz oficial del Comité Investigador ruso, Vladímir Markin, añadiendo además que los terroristas disponían de ingentes sumas de dinero.

Para la ocasión, los comandantes del campo de entrenamiento entregaron a los autores del atentado terrorista del aeropuerto de Moscú alrededor de 13.000 euros.

Con este dinero, los terroristas compraron un coche, teléfonos móviles e incluso alquilaron un apartamento. El 28 de marzo de 2011, durante una redada de los cuerpos especiales, fue destruido el campo de entrenamiento y murieron diecisiete personas. En la fase de registro, se encontraron en el lugar fusiles automáticos, ametralladoras, lanzagranadas, grandes cantidades de munición, estaciones de radio, teléfonos móviles y ordenadores portátiles desde los que se transmitían los videomensajes. 

“Gracias a las pesquisas y a las operaciones de investigación, han sido identificadas veintiocho personas pertenecientes a la organización integrista “Emirato del Caúcaso” e involucradas materialmente en el atentado terrorista del aeropuerto de Moscú”, ha declarado el Comité Investigador.

De los veintiocho sospechosos, las instituciones han arrestado solo a cuatro personas. Diecisiete murieron en el asalto al campo de entrenamiento y otras siete están aún en busca y captura.

Todos los imputados son originarios de Ingushetia: el hermano del terrorista suicida, Ahmed Yevloev, de 27 años, Bashir Chamchoev, de 18, así como los hermanos Ilez e Islam Jandievi, de veintiuno y veintidós años, respectivamente. En un primer momento, los investigadores se centraron en la familia de Magomed Yevloev, deteniendo a tres de sus hermanos y una hermana. Finalmente, sin embargo, solo ha sido arrestado Ahmed. Un par de días más tarde ha seguido otro arresto, el de Chamchoev. El joven se encontraba en el hospital, inconsciente, como consecuencia de un accidente de tráfico. Tras el registro del coche, los investigadores encontraron pruebas de su implicación en el atentado. También se ha confirmado que era un confidente cercano de Umarov, además de jefe de la Jamaat de Sunzha. Chamchoev fue trasladado a Moscú desde el hospital.

El 28 de marzo de 2011 las fuerzas especiales llevaron a cabo una redada en la vivienda de la familia Jandievi y arrestaron a los hermanos Ilez e Islam. Se sospecha que se encontraron en Moscú con el terrorista suicida y que lo ayudaron a orientarse en la capital.

“En los próximos días se presentará la acusación formal contra los sospechosos y, posteriormente, las 210 víctimas tendrán acceso a los materiales sobre el caso, y, a continuación, también accederán a ellos los acusados y sus abogados defensores”, ha declarado el Comité Investigador.

La lista de las sospechosos en busca y captura que todavía no han sido localizados está encabezada por Doku Umárov. Le siguen Aslán Biutukaev, Rustám Altemirov, Zaurbek Amriev, Mijaíl Bofatirev, Islám Yevloev e Ibrahim Torshcoev. “Se les acusa como reos en contumacia, por haber cometido graves crímenes, en particular, relacionados con el terrorismo”, ha referido el Comité Investigador. “Las investigaciones están verificando los datos que indican que Altemirov y Amriev podrían haber sido asesinados en Estambul el 16 de septiembre de 2011”.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.