Rusia insiste en condenar la violencia de la oposición siria

El proyecto de resolución que se votó ayer en el Consejo de Seguridad de la ONU, según una nota remitida hoy por el Ministerio de Exteriores ruso, "no contemplaba (...) las exigencias a la oposición siria para que renieguen de los elementos extremistas que han optado por la violencia".

"Se ignoraron también nuestras propuestas de añadir al texto insistentes llamamientos a los grupos armados para que dejen de atacar las instituciones públicas sirias y a la población civil, incluyendo a periodistas extranjeros, entre ellos occidentales", subraya la cancillería rusa.

Rusia, por contra, lamenta que la resolución sí incluía "un amplio abanico de exigencias al Gobierno sirio" en tono de ultimátum: "No se tuvo en cuenta la propuesta rusa de rebajar el tono de las exigencias, que incluyen la renuncia de Bachar al Asad que Damasco debía cumplir en un plazo de tres semanas".

"En estas condiciones , Rusia y China se vieron obligados a votar contra de un proyecto de resolución desequilibrado. Lamentamos profundamente tal conclusión de la labor del Consejo de Seguridad, que con la colaboración de nuestros socios pudo haber terminado en la adopción de una postura consolidada sobre Siria", apuntó Moscú.

La Cancillería rusa manifestó que la diplomacia rusa seguirá insistiendo en el inicio de "un diálogo nacional sirio" para que finalice cuanto antes la violencia en el país.

El próximo 7 de febrero, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y el jefe del Servicio de Inteligencia Exterior, Mijail Frádkov, se desplazarán a Damasco para reunirse con el presidente sirio.

Este sábado, el doble veto de Rusia y China en el Consejo de Seguridad de la ONU impidió al máximo órgano de seguridad internacional aprobar el proyecto de resolución para condenar el régimen de Al Asad y exigir el cese de toda violencia.

La de ayer fue la segunda ocasión en cuatro meses que esos dos países vetaban una resolución de condena del Consejo al Gobierno sirio. EFE


Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies