Rusia no ve una solución rápida para la polémica sobre el escudo antimisiles

Lavrov hizo esta afirmación durante el discurso que pronunció en la segunda jornada de la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), el "Davos" de la política exterior y la defensa, que congrega desde ayer y hasta mañana a decenas de ministros, militares, empresarios y expertos de 70 países en esta ciudad del sur de Alemania.

"El tema del sistema defensivo de misiles puede hacer sonar las alarmas en Europa", dijo el titular de Exteriores, quien instó a la OTAN a evitar decisiones en solitario.

Agregó que el denominado escudo antimisiles europeo no verá avances mientras las "legítimas preocupaciones" de Rusia "continúen siendo ignoradas" por los miembros de la Alianza Atlántica.

Moscú considera que un sistema de misiles como el propuesto por la OTAN podría dirigirse contra Rusia y repetiría una estrategia de "división por bloques" propia de la Guerra Fría que ya debería estar superada, según Lavrov.

Por su parte, el secretario de Defensa de EEUU, Leon Panetta, reiteró en este mismo encuentro que el escudo antimisiles serviría para garantizar la seguridad de Europa y otros estados y subrayó que "no se construye contra Rusia".

El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, indicó a este respecto que hay que buscar puntos comunes entre la OTAN y Rusia en lugar de diferencias y abogó por intentar lograr una "solución común" para la próxima cumbre de la OTAN, prevista para mayo en Chicago (EEUU).

En este sentido, el titular alemán de Defensa, Thomas de Maizière, apuntó que no se pueden esperar avances hasta que tengan lugar en Rusia las elecciones presidenciales de marzo.

Westerwelle también señaló que, de forma paralela a la construcción del escudo antimisiles, EEUU debería comenzar a desmantelar su armamento nuclear en el viejo continente, un punto de fricción entre Europa y Washington.

La OTAN tiene previsto instalar en Europa antes de 2020 un sistema defensivo de misiles controlado desde la base estadounidense de Ramstein (Alemania) y con sedes en otros emplazamientos, como Rota (España).

Este escudo antimisiles estaría destinado principalmente a proteger a Europa de eventuales ataques iraníes, según sus promotores, aunque Rusia teme que también fuera empleado en su contra.

En este sentido, un grupo de expertos en defensa presentó hoy en la MSC un estudio que aboga por enterrar la polémica entre la OTAN y Rusia en torno al escudo antimisiles y les anima a cooperar a nivel estratégico en materia militar, defensiva y económica.

El texto asegura que "la única forma de asegurar la seguridad a largo plazo" de Eurasia y América del Norte se basa "en la construcción de una Comunidad de Seguridad Euro-Atlántica inclusiva, de unidad y funcional", en la que las disputas se resuelven "exclusivamente por métodos diplomáticos, legales y no violentos".

La polémica sobre el escudo antimisiles es uno de los temas principales de la conferencia, en la que también se ha abordado el programa nuclear iraní, el conflicto sirio y la crisis europea desde la perspectiva del auge de Asia. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies