Resurgen las relaciones entre Rusia y Cuba

“La formación de especialistas cubanos en Rusia tiene mucha importancia para el futuro desarrollo de áreas significativas de la economía cubana”, afirmó el embajador cubano en Rusia, Juan Valdez Figueroa, en una entrevista concedida a Rossíyskaya Gazeta.

El embajador cubano en Rusia, Juan Valdez Figueroa, discute sobre las relaciones actuales entre ambos paises en una entrevista concedida a Rossíyskaya Gazeta. Video de Dmitri Zaíka / Rusia Hoy


Durante la reunión, llevada a cabo en la redacción del periódico, el embajador Valdez Figueroa fundamentó esa afirmación recordando que “Cuba utiliza muchas tecnologías rusas y soviéticas”. El diplomático aseguró que en los últimos años la cooperación bilateral tanto en el ámbito económico y cultural presenta un activo desarrollo.

Figueroa destacó el crecimiento del flujo de turistas rusos (78 mil personas en el 2011) a la isla caribeña y la exportación de productos cubanos a Rusia (en especial se refirió al aumento en las ventas de medicamentos). Las compañías rusas “Gazpromneft” y “Zarubezhneft” están realizando investigaciones geológicas y sondeos en el golfo de México y en la Plataforma Continental Cubana. Los empresarios rusos demuestran interés por el hallazgo de níquel y contemplan las posibilidades de inversión  en la industria turística cubana.

Cuba, en la opinión de Figueroa, se ve obligada a desarrollar su sector energético y la infraestructura ferroviaria, para lo cual se apela a la colaboraciòn de Rusia en estas áreas. Una de las ventajas de Rusia en este sentido es que un 40% de la actual infraestructura energética cubana fue construida con la ayuda de especialistas soviéticos o sus sucesores de la Federación Rusa.

Respondiendo a las preguntas de los periodistas de RG, el embajador destacó también que las relaciones entre los dos países están en víspera de replantear el intercambio estudiantil. Esta labor ya fue asumida por el Ministerio de Educación de Rusia. En este ámbito hay muchas metas por lograr, subrayó el diplomático, dado que durante la vigencia de la URSS decenas de miles de cubanos estudiaron en los establecimientos educacionales superiores soviéticos (desde hace unos años sólo han sido 78 los que estudiaron en Rusia).

Se avanza en la cooperación interuniversitaria entre ambos países. En particular se inauguró la cátedra abierta que lleva el nombre de Lomnósov en la Universidad de La Habana, la que prácticamente cumple el rol de un centro cultural ruso en Cuba. Ahí los estudiantes cubanos pueden estudiar la historia de Rusia, la literatura y la lengua rusa, al igual que las tradiciones y la cultura. Según informó a “Rusia Hoy” Alejandro Simanca Marín, consejero del embajador, un proyecto similar se prepara en la Universidad Lomonósov de Moscú, donde ya a fines de febrero se inauguraría la cátedra José Marti, la cuál también se convertirá, sin dudas, en un centro de la cultura cubana en Rusia.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.