Putin aboga por una nueva economía para Rusia, sin corrupción

"Hay que buscar soluciones que nos permitan superar la dependencia tecnológica unilateral que se está creando", subrayó el jefe del Gobierno ruso, quien advirtió de que "no se trata de repetir la experiencia de la Unión Soviética, que creó su propia base tecnológica en condiciones de confrontación con Occidente".

Putin indicó que sólo la competencia obliga a las empresas privadas a buscar las mejores soluciones tecnológicas y a renovar su producción y, en este sentido, destacó que la adhesión de Rusia en la Organización Mundial de Comercio (OMC) es un reto para muchos sectores de su economía

Prometió a los productores rusos que hará "todo lo posible por mitigar" las dificultades del período de transición que conlleva el ingreso en la OMC, aunque advirtió de que "la época de los mercados nacionales ha quedado en el pasado".

Tras destacar que la inversión privada es la principal fuente de creación de nuevas empresas y puestos de trabajo, el primer ministro ruso reconoció que la situación en este ámbito está lejos de ser satisfactoria.

"En captación de inversiones perdemos ante los países competidores. Tenemos una significativa fuga de capitales", escribió.

El jefe del Gobierno admitió que las reformas impulsadas en los últimos años por presidente Dmitri Medvédev para mejorar el clima de inversiones en el país no han conducido a progresos notorios pese a que el régimen tributario es competitivo y la legislación responde a las exigencias de la época.

"El problema principal es la falta de transparencia y de control social en la labor de los representantes del Estado, desde los servicios aduaneros y tributarios hasta los sistemas judicial y policial. Si llamamos la cosas por su nombre, se trata de la corrupción sistémica", diagnosticó Putin.

En su opinión, la tarea fundamental es "despejar el campo para el emprendedor que está dispuesto a vencer en libre competencia", para lo que se requiere "excluir de la legislación penal (...) todo aquello que permite convertir una disputa económica en un caso penal contra uno de sus participantes".

Putin indicó que la política económica del Gobierno debe corregirse hacia la disminución de la magnitud de la regulación estatal y la sustitución de la reglamentación por mecanismos de mercado.

"Hay que limitar la compra de nuevos activos en Rusia por las compañías estatales. Los "gigantes" no deben obstaculizar el desarrollo de la iniciativa privada en su sectores, dejar fuera a los empresarios privados de los proyectos más atractivos, agregó.

En materia tributaria, el primer ministro se pronunció por implantar un impuesto adicional sobre los bienes de lujo, innovación que será adoptada ya este año.

"Lo importante es que esto debe hacerse con mesura, a fin de que estas medidas no afecten a la clase media", explicó.

El artículo de Putin publicado hoy es el tercero de una serie que formará parte de su programa electoral, según adelantó el portavoz del Gobierno, Dmitri Peskov.

Putin, que ejerció la jefatura del Estado ruso entre 2000 y 2008, año en el que asumió como primer ministro, es el candidato favorito para ganar los comicios presidenciales del 4 de marzo próximo.

Sus rivales son: Guennadi Ziugánov, del Partido Comunista; Serguéi Mirónov, del socialdemócrata Rusia Justa; Vladímir Yirinovski, del ultranacionalista Partido Liberal Democrático, y el multimillonarios Mijaíl Prójorov.EFE

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies