Reconquista incompleta

María Sharápova, cabizbaja durante la entrega de trofeos. Foto de Australian Open.com

María Sharápova, cabizbaja durante la entrega de trofeos. Foto de Australian Open.com

Sharápova cayó con claridad ante la bielorrusa Azarenka en la final del Open de Australia de tenis (6-3 y 6-0) y no pudo completar su reconquista del cetro del tenis femenino mundial, pues el título suponía también recuperar el nº 1 del ránking WTA más de tres años después.

Tras un comienzo de carrera deslumbrante, Sharapova se diluyó de la gran élite en 2008, aquejada por una lesión en el hombro y algo distraída en cuestiones extradeportivas. De aquel año data su última victoria en un Grand Slam y su última semana al frente del ránking WTA. En 2011 se intuyó su regreso, firmó final en Wimbledon y volvió a pisar el Top-10 mundial. La final en Australia, a la que llegaba en plena forma física y alcanzada la madurez tenística, se presentaba como una clara oportunidad para completar su reconquista. Sin embargo, a la segunda tampoco fue la vencida y su regreso queda incompleto.



Su trayectoria a lo largo del torneo había sido la propia de una nº 1. Tras apear sin contemplaciones a Dulco, Hampton, Kerber y a su compatriota Makarova en las primeras rondas (cediendo sólo 10 juegos), Sharapova se puso el mono de trabajo en semifinales ante la checa Kvitova (nº 2 mundial), en lo que parecía una final anticipada. Sin embargo, no pudo mantener el nivel y escalar el último peldaño hacia la corona perdida: la joven y pujante bielorrusa Azarenka, nº 3 mundial y debutante en finales de Grand Slam. 




Sharapova felicita a Azarenka tras la final (Foto: Australian Open.com)



Sharapova, una veterana ya en estas lides pese a sus 24 años, aprovechó los evidentes nervios de su rival al comienzo del partido para robar su primer servicio (2-0). Pero sólo fue un espejismo, Azarenka despertó a tiempo para dar la vuelta al set. Una manga inicial apasionante y plena de acierto de ambas finalistas que cayó 6-3 del lado de la bielorrusa. El segundo set vio el desmoronamiento de Sharapova por primera vez en el torneo, ahogada en un carrusel de errores no forzados. Impaciente y errática, desesperada por momentos, la siberiana perdió la estela de Azarenka, que desde el 2-0 inicial del comienzo del partido, ganó 12 de los siguientes 13 juegos, incluyendo un sonrojante 6-0 en el segundo set para cerrar la final.



“He tenido un mal día”



En las declaraciones a pie de pista tras el partido, Sharápova atisbó una sonrisa resignada y reconoció la superioridad de su rival: “He tenido que trabajar muy duro para volver a esta situación pero, como en todo deporte, tienes buenos y malos días. Viktoria ha tenido un gran día y yo uno malo, me ha superado en prácticamente todos los aspectos, así que es justísima campeona”. Con esta victoria, Azarenka asciende a sus 22 años al nº 1 del ránking WTA por primera en su carrera, sucediendo a la danesa Caroline Wozniacki. Sharapova, por su parte, se mueve del número 4 al 3 con los puntos obtenidos por alcanzar la final.



En el terreno extradeportiva el retorno de la tenista siberiana sí parece completo. La agencia Bloomberg publicó esta semana su top-100 de deportistas más influyentes del mundo (coeficiente de resultados deportivos, popularidad y valor comercial). Sharápova, que ingresa 9 millones de dólares anuales sólo de su contrato con Nike, avanza del puesto 83 al 33 en dicha lista respecto a la publicada en enero de 2011. María viajará este lunes a Moscú, donde jugará el próximo fin de semana la eliminatoria de primera ronda de la Copa Federación que enfrenta a Rusia con España. Por cierto, que durante los días que pase en la capital se espera que la tenista anuncie la fecha y lugar de su boda, según avanzó el propio interesado, el jugador de baloncesto esloveno Shasha Vujacic (ex de los Lakers y ahora en las filas del Efes turco), que el pasado miércoles jugó con su equipo en Moscú.



Pese a la derrota de Sharapova, la delegación rusa no se marcha de Melbourne con las manos vacías. La pareja Zvonareva y Kuznetsova se adjudicó el viernes el torneo en categoría de dobles femeninos tras imponerse 5-7, 6-4 y 6-3 en la final a las italianas Sara Errani y Roberta Vinci.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies