Rusia asegura que no hay impedimento legal para suministro de armas a Siria

"Siria es un país independiente y soberano. Por el momento, no se encuentra bajo régimen de sanciones", afirmó Alexandr Fomin, subjefe del Servicio Federal de Cooperación Militar y Técnica, citado por las agencias rusas.

Por ello, añadió, "cualquier contrato que se haya firmado o vaya a firmarse es legítimo y no infringe ninguna clase de obligación internacional".

En la misma línea, el viceministro de Exteriores ruso, Mijaíl Bogdánov, señaló que Rusia no viola ninguna convención internacional al exportar equipos militares.

"En lo que se refiere a Siria, no estamos obligados por ninguna restricción en este caso", dijo el diplomático, quien dijo que Estados Unidos también suministra armas a otros países de la zona considerados inestables.

Bogdánov aseguró que Rusia se ha guiado en la exportación de armas a la zona por el principio de no alterar el equilibrio de fuerzas en Oriente Medio.

"La única limitación es que sea armamento sólo defensivo. Y no nos apartamos de esa línea", apuntó.

Y añadió que en caso de que se imponga un embargo de armas, como en el caso de Libia, en el que Rusia perdió más de 4.000 millones de dólares en contratos militares, pues Moscú lo respetará.

Según informa el lunes el diario ruso "Kommersant", Rusia suministrará a Siria 36 aviones de instrucción de combate Yak-130 en virtud de un contrato firmado en diciembre pasado.

En respuesta, la portavoz del departamento de Estado norteamericano, Victori Nuland, calificó de "bastante preocupante", ya que "esas armas pueden ser usadas contra inocentes y ya lo han sido".

En diciembre pasado Rusia confirmó el suministro a Damasco de sistemas móviles lanzamisiles costeros "Bastión" y misiles de crucero antibuque "Yakhont", según un contrato sellado en 2007.

Tanto Israel y EEUU consideran que esos misiles supersónicos de hasta 300 kilómetros de alcance suponen una amenaza para sus buques anclados en el Mediterráneo.

Moscú, que ha instado a Estados Unidos a respetar la soberanía de Siria, acusa a Occidente de querer aplicar el guión libio -sanciones internacionales, embargo aéreo, intervención occidental y cambio de régimen- en Siria.

Rusia se opone a la injerencia externa y al uso de la fuerza contra Siria y ha adelantado que rechazará cualquier propuesta de resolución en la ONU que incluya sanciones a Damasco. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.