El carguero ruso Progress M-13M se desengancha de la EEI

La nave de carga, que se hallaba acoplada al segmento ruso de la EEI, se separó de la plataforma orbital a las 02.10 hora de Moscú (22.10 GMT del lunes), dijo un portavoz del CCVE a la agencia rusa Interfax.

Antes de ser hundida mañana miércoles en aguas del Pacífico, la Progress M-13M pondrá en órbita un microsatélite de investigación científica, el Chibis-M, destinado al estudio de fenómenos tormentosos en diversos espectros de emisiones electromagnéticas.

Para lanzar el Chibis-M, de 40 kilogramos de masa, la nave de carga rusa deberá elevar su altura de órbita hasta los 500 kilómetros, maniobra que no supone ningún riesgo para la plataforma espacial y sus tripulantes.

La tripulación actual de la EEI está compuesta por seis astronautas: los rusos Oleg Kononenko, Antón Shkaplerov y Anatoli Ivanishin; los estadounidenses Donald Pettit y Daniel Burbank, y el holandés André Kuipers, de la Agencia Espacial Europea.EFE

 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.