El carguero ruso Progress M-13M se desengancha de la EEI

La nave de carga, que se hallaba acoplada al segmento ruso de la EEI, se separó de la plataforma orbital a las 02.10 hora de Moscú (22.10 GMT del lunes), dijo un portavoz del CCVE a la agencia rusa Interfax.

Antes de ser hundida mañana miércoles en aguas del Pacífico, la Progress M-13M pondrá en órbita un microsatélite de investigación científica, el Chibis-M, destinado al estudio de fenómenos tormentosos en diversos espectros de emisiones electromagnéticas.

Para lanzar el Chibis-M, de 40 kilogramos de masa, la nave de carga rusa deberá elevar su altura de órbita hasta los 500 kilómetros, maniobra que no supone ningún riesgo para la plataforma espacial y sus tripulantes.

La tripulación actual de la EEI está compuesta por seis astronautas: los rusos Oleg Kononenko, Antón Shkaplerov y Anatoli Ivanishin; los estadounidenses Donald Pettit y Daniel Burbank, y el holandés André Kuipers, de la Agencia Espacial Europea.EFE

 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies