La magia de la fusión

Zventa Sventana es un grupo que combina música tradicional con estilos modernos, explorando así nuevos estilos y registros.

Son cada vez más frecuentes los grupos extranjeros de música étnica que llegan a España. Este estilo  está de moda en todo el mundo. Etiquetas como world-music, etno-folk o canción popular permiten que sobreviva y se pueda expandir la música tradicional de cualquier pueblo.

Cuando se fusionan los sonidos tradicionales con otros estilos más modernos como el jazz, el blues, el funk, el reggae o el rock se crea una mezcla de raíz popular que facilita que la gente de otras culturas pueda acercarse al arte popular y a las canciones antiguas de otros pueblos.

Muchos artistas y músicos, sienten la  necesidad y la obligación moral de viajar y visitar hasta los rincones más escondidos de sus pueblos en busca de tradiciones, canciones  y sonidos que han pasado de familia en familia a lo largo del tiempo. Ahí está el ejemplo del grupo brasileño Sepultura, que en un viaje por el Amazonas recogió los sonidos indígenas y obtuvieron la inspiración necesaria para grabar su exitoso álbum “Roots”. En nuestro país,  Camarón de la Isla y "La leyenda del tiempo", son una referencia obligada. Tras reunirse con músicos de varios estilos realizó un clásico adelantado a su época. También hay que mencionar el disco “Omega” de Enrique Morente con Lagartija Nick, repudiado por parte de los integrantes del mundo del flamenco, que criticaban el hecho de mezclar a un “cantaor” con un grupo de metal. Creo que, a día de hoy, nadie ha sido capaz de superar este trabajo, considerado como una de las mayores obras del nuevo flamenco. Se trata de canciones que tienen una gran importancia en el desarrollo y evolución de la música tradicional y experimental en España.

En este sentido, me gustaría hacer referencia a una banda de Moscú llamada Zventa Sventana, formada en el año 2005 con la idea original de fusionar a dos cantantes de estilos completamente diferentes. Por un lado, el jazz y la música electrónica de la mano de Christine Kuznetsova, y por otro, el folklore ruso, a través de Aliona Romanova ganadora del concurso "La voz de Rusia". Ambas trabajan con el productor Yuri Usachev con la intención de despertar la memoria de lo olvidado. Fusionan canciones del folklore con elementos de jazz, funk y  electrónica, de manera que la canción antigua se convierte en más accesible para los oyentes modernos.


Tina y Aliona realizaron una expedición etnográfica por diferentes zonas de Rusia, con el fin de conocer las diferentes costumbres y tradiciones.
El resultado de estos viajes se plasma en la música de Zventa Sventana, donde se pueden encontrar arreglos de la antigua canción popular rusa mezclados con jazz, pop y dj´s, creando así un ambiente más electrónico y moderno.

 

La composición actual del grupo es la siguiente:


Tina Kuznetsova: teclados y voz
Aliona Romanova: voz
Yuri Usachev: programación, Dj
Alexánder Papiy: guitarra
Artem Tildikov: bajo
Lev Trofimov: teclados
Borís Ionov: batería
Nueve músicos que se encargan de unir un estilo antiguo con el jazz moderno.

En 2006 salió a la luz su primer LP, titulado Страдания (Sufrimiento), un disco para escuchar tranquilo en casa. Cuenta con pasajes étnicos y nos encontramos con algunas canciones más cercanas al folclore, como "Пошла Млада" (Poshla Mlada) o "Настя" (Nastia), donde las melodías de flautas y voces, mezcladas con la voz de Aliona logran que alcance su sello más particular. La voz de Tina Kuznetsova le da el toque rhythm and blues y soul a canciones como "Брови"(Cejas) o "Ай Божа"(Ay, todopoderoso). Dos voces que se mezclan y armonizan a la perfección cuando suenan juntas, es palpable que existe una gran conexión entre ellas. Personalmente, la canción que más me llamó la atención fue "Стороною дождь" (“Del lado de la lluvia”), empieza con la melodía de una flauta y acaba a ritmo de rap, la mezcla de estilos me parece de un altísimo nivel.

En general, podríamos decir que es un disco con "denominación de origen", como un buen vino.

Zventa Sventana no es un grupo que goce de una gran popularidad en Rusia, aunque la calidad de sus canciones hace que tengan un gran reconocimiento musical. Suelen tocar en festivales de worldmusic y etno-jazz, aunque todavía no hemos podido verlos de gira por Europa. Es de admirar que este grupo que podría utilizar la clásica fórmula comercial de canción con estribillo pegadizo prefiera investigar y fusionar estilos y registros de una manera tan fresca.

1. Ай Божа, (Hay todopoderoso)

2. En este track podemos escuchar claramente la fusión de la base electronica con melodías, flautas y voces étnicas.

3. Стороною дождь

4. Ай, кумушки

5. Настя (Nastia)

6. Колыбельная (Canción de cuna)

7. Брови (Cejas)

8. Страдания (Sufrimiento)

9. Кровать (Cama)

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies