Rusia no descarta que sus fracasos espaciales tengan "causas externas"

"No nos gustaría culpar a nadie, pero hoy día existen medios muy potentes para impactar contra los aparatos espaciales y no se descarta que éstos se utilicen", dijo Popovkin.

El director de Roscosmos recordó que aún no se han aclarado las causas de la avería de la estación interplanetaria rusa Fobos-Grunt que se quedó orbitando alrededor de la Tierra en lugar de tomar rumbo a Marte tras su lanzamiento el pasado noviembre.

"Tampoco tenemos claro (las causas de) los frecuentes fracasos de nuestros aparatos que se producen cuando sobrevuelan la parte de la Tierra que está a la sombra para Rusia, donde no vemos el aparato y no podemos recibir datos del mismo", agregó.

Popovkin señaló que para mejorar la situación Rusia concluirá en 2013 la formación del sistema de vigilancia y seguimiento espacial "Luch-5", que estará compuesto por tres satélites.

Los satélites "nos garantizarán la visión en directo. Sabremos con certeza qué es lo que sucede y en qué momento", dijo.

El Ministerio de Defensa ruso anunció la semana pasada que los fragmentos de la Fobos-Grunt podrían caer a la Tierra el 15 de enero.

La estación interplanetaria debía cumplir una misión de 34 meses que incluía el vuelo a Fobos, una de las dos lunas de Marte, el descenso a su superficie y, finalmente, el retorno a la Tierra de una cápsula con muestras del suelo del satélite marciano.

El proyecto, con un coste de 5.000 millones de rublos (unos 170 millones de dólares), tenía como objetivo estudiar la materia inicial del sistema solar y ayudar a explicar el origen de Fobos y Deimos, la segunda luna marciana, así como de los demás satélites naturales en el sistema solar.

"Izvestia" informó en diciembre de que Roscosmos restringirá a partir de 2012 los viajes al extranjero a todos sus empleados que conozcan, directa o indirectamente, información clasificada como secreto de Estado.

Con anterioridad, Nikolái Rodiónov, ex comandante en jefe del Sistema de Prevención de Ataques con Misiles de Rusia, dijo que radares estadounidenses pudieron haber provocado el fallo de la Fobos-Grunt.

También pidió que se utilicen menos componentes electrónicos extranjeros en la fabricación de misiles y aparatos espaciales rusos.

"En cualquier momento (los fabricantes extranjeros) podrían mandar algunas señales, activar ciertos chips para dejar fuera de servicio un misil o una nave espacial", explicó entonces Rodiónov. EFE