Explosión en Moscú

Foto de RIA Novosti

Foto de RIA Novosti

En el restaurante se encontraban al menos 50 personas realizando una comida de celebración del Año Nuevo.

Nadie podía pensar que una cena de celebración de fiestas se podía convertir en una auténtica pesadilla. Una explosión de gas, cuyas causas todavía no han sido del todo esclarecidas, fue la causante de la tragedia. Al menos dos personas y 39 heridos de diversa consideración ha sido el resultado del incendio en el restarante, según ha confirmado las fuentes ministeriales consultadas. Dos de los fallecidos eran empleados del establecimiento que se encontraban en la parte del sótano del local, entre los heridos hay tres niños y varias personas graves en estado de pronóstico reservado. El fuego cubrió una extensión de 300 metros cuadrados y fue sofocado por los bomberos. El derrumbe del techo dificulta enormemente las labores de rescate.

Las autoridades descartan que se trate de un atentado terrorista y califican el hecho de  accidente provocado por una explosión de gas butano. El origen de la explosión se situa en la cocina del restaurante de comida italiana Il Pitorre y ocurrió alrededor de las 16.00 de la tarde.

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, ha ordenado una exhaustiva investigación para esclarecer los hechos y depurar las responsabilidades en el caso de que haya habido negligencia de algún tipo.

En enero de 2011 agentes de la empresa  GOSPOZHARNADZOR (Departamento de Vigilancia Estatal de Incendios) inspeccionaron el restaurante y descubrieron al menos 11 irregularidades, con motivo de la inspección se ejecutó una multa a los responsables del establecimiento y se les advirtió de que debían de adaptar el local a la ley vigente.

Algunas personas han tratado de robar en el lugar del siniestro las pocas cosas que quedaban en buen estado.