Deseos para Año Nuevo

Ogoniok se ha enterado de lo que la gente compra y con qué sueña para el Año Nuevo.

"Soñamos con tener un hijo"

Arina Nikishova, 33 años, agente de viajes, y Serguéi Tishkin, 36 años, arquitecto

Para la fiesta de Fin de Año compramos, sobre todo, regalos y adornos para casa. Nos gustaron mucho unas bolas de adorno para el árbol pintadas a mano. Nos gustaría que no se rompieran, sino que se conservasen durante mucho tiempo para alegrar a nuestros hijos. No gastamos dinero en comida porque pasamos todas las fiestas con los amigos, fuera de casa.

¿Con qué sueñan?  Para el Año Nuevo soñamos con tener un hijo. ¡Ni más ni menos!

 

"Me gustaría ganar más dinero"

 

Avaz Tajírov, 37 años, obrero en una planta industrial

Compro todo lo que me piden mi mujer y mis dos hijos pequeños. Juguetes, ropa, todo lo que quieran, yo no me opongo. En la mesa habrá bombones, tartas y fruta. Y nada de alcohol.

¿Con qué sueña?  Me gustaría mucho ganar más dinero: mis hijos van creciendo y cada día piden más cosas.

 

"Nos preparamos para ahorrar"

Los Jolshiguin: Yulia y Víktor, 38 años y 55 años, respectivamente. Economistas. Lera, 12 años

Para la fiesta de Fin de Año compramos todo tipo de adornos navideños para modificarlos un poco y regalárselos a los amigos. También estamos buscando un cochinillo para hacerlo al horno en Nochevieja.

¿Con qué sueñan?  El año que viene será muy complicado, lo decimos como economistas. Así que no soñamos con nada, sólo nos preparamos para ahorrar.

 

"Que el año que viene sea tranquilo"

 

 Tatiana Miákisheva, 38 años, niñera

Normalmente compro comida para la fiesta de Año Nuevo. Siempre lo hago en el último momento. Lo importante es mirar bien las etiquetas. Las tiendas, aprovechando el ajetreo navideño, intentan vender alimentos caducados.

¿Con qué sueña?  Quiero que el año que viene sea tranquilo. Estoy harta de pasar miedo pensando que mañana podría quedarme sin trabajo ni dinero.

 


"Ser feliz es ser independiente"

 

Fiódor y Alexandra Ivanov, 85  y 83 años, jubilados.

Compramos muy poca comida. No necesitamos mucho; una cucharada de ensaladilla, un trocito de pescado, y ya está.

¿Con qué sueñan?  Es mejor que nosotros no pidamos ningún deseo para el Año Nuevo, lo mejor que podemos hacer es agradecer a la vida que sigamos siendo independientes todavía, que podamos ir de compras por nuestra cuenta y elegir dónde y cómo vamos a celebrar la Nochevieja. Eso es la felicidad, ¿no está de acuerdo?

 

"Quiero encontrar una trabajo que me guste de verdad"

Yekaterina Preobrazhénskaia, estudiante, 21 años

Para la fiesta de Fin de Año compro regalos, sobre todo, para mí misma: vestidos, zapatos y bolsos. No compro comida porque todavía no sé dónde voy a celebrar la Nochevieja.

¿Con qué sueña?  ¡Sueño con un príncipe azul y un millón de dólares que entre por la ventana! Hablando en serio, sobre todo quiero encontrar un trabajo que me guste de verdad. Bueno, y que haya paz en el mundo entero. Y unas elecciones justas.

   Fotografías de Alexánder Zemlianitchenko jr.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.