Repsol crea una empresa mixta con el grupo Alliance para expandirse en Rusia

El acuerdo fue firmado en Moscú por el presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el dueño del grupo Alliance, Musá Bazháev.

"Estoy convencido de que esa alianza va a generar muy buenos resultados para Repsol. Es una apuesta estratégica en un mercado que creemos estratégico, y creemos que de la mano de un socio local nos permitirá ir más rápido y mejor", dijo a Efe el presidente de la petrolera española, Antonio Brufau.  

La empresa creada -de la que Alliance cuenta con el 51 % y Repsol con el 49 %, de acuerdo a la legislación rusa-, lleva el nombre de Arog (Alliance Respol Oil and Gas) y para empezar contará con unos activos equivalentes a unos 840 millones de dólares.   La parte rusa aporta a la empresa mixta dos de sus activos petroleros, ubicados en la región de Samara y en la república rusa de Tatarstán, cuyas reservas ascienden a unos 25 millones de toneladas con una producción superior a un millón de toneladas al año.   Repsol aportará el capital equivalente al precio de esos dos activos que todavía está en proceso final de negociación, pero no descarta que parte sea sustituida por activos por el mismo valor que serían adquiridos durante 2012.   Brufau no quiso precisar en qué zona de Rusia ha puesto sus miras Repsol para adquirir nuevos activos.  

"Siberia Occidental es una de las grandes áreas y más promisorias de Rusia. El Volga y los Urales también", dijo.   Por tanto, "en cualquier sitio donde aparezca una oportunidad que permita crear valor, y no sólo producción sino una unidad que permita mejorar la producción y mejorar el factor de recuperación, o tener una actividad exploratoria potente, allí vamos a estar", aseveró.   Según el proyecto, la empresa conjunta operará en Rusia, pero ambos presidentes no dejaron de utilizar las palabras "por ahora" y el dueño de Alliance llegó a decir medio en broma que le encantaría en el futuro "extraer petróleo junto con Repsol en Argentina y Brasil".   "Rusia es el primer productor del mundo y por ahora tenemos aquí de sobra para crecer", comentó por su parte Brufau.   Tanto Bazháyev como Brufau destacaron el gran nivel de confianza entre las dos empresas y, mientras Repsol ya posee en 3,5 % de acciones de Alliance, el magnate ruso no ocultó hoy su deseo de comprar acciones de Respol.  

"Nosotros conocemos Rusia y Repsol tiene las tecnologías, así que juntos podemos mucho", dijo a Efe Bazhaev.   Brufau destacó asimismo que "con la tecnología y el conocimiento que tiene Repsol y con la tecnología y el conocimiento del mercado de Alliance seremos capaces de construir una compañía bastante grande en un futuro próximo".   Bazhaev subrayó el especial interés por la experiencia de Repsol en la explotación de petróleo pesado, prácticamente desaprovechado en Rusia.   "Rusia tiene campos muy maduros, pero se puede mejorar mucho el valor de recuperación en esos campos. Ha tenido una actividad exploratoria muy potente pero seguramente diferente de otros países, donde con menos hidrocarburos han tenido que poner más imaginación. Y Repsol está en esa fase", precisó.   Aunque ambos presidentes eludieron toda mención a planes más allá del próximo año, fuentes gubernamentales dijeron a Efe que la nueva empresa se lanzará a la adquisición de activos mediante la compra de compañías con licencias y próximamente la inversión común de Repsol y Alliance podría superar con creces los mil millones de dólares.   La compra se centrará ante todo en empresas de magnitudes no estratégicas, cuyas reservas de acuerdo a la legislación rusa deben ser inferiores a los 130 millones de barriles. EFE


Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.