Falta de profesionalismo

Foto de Kommersant

Foto de Kommersant

El multimillonario Alisher Usmánov, propietario de la Casa Editorial “Kommersant”, despidió a Andrei Galíev y Maxim Kovalski, director general de “Komersant-Holding” y jefe de redacción de la revista “Kommersant Vlast”,respectivamente, por haber publicado materiales considerados como una violación a la ética periodística.

Usmánov es un  financiero nacido en Uzbekistán durante la época soviética, actualmente es propietario de grandes empresas metalúrgicas y accionista del equipo de fútbol Arsenal. A pesar de haber adquirido el medio en 2006 nunca había intervenido en la política editorial de este grupo especializado en negocios.

 

Verónika Kutsillo, segundo jefe de redacción de “Vlast” (“Poder”), confirmó que los despidos están relacionados con una fotografía de una circunscripción electoral en Londres aparecida en un reportaje publicado en la revista. En ella se puede ver una papeleta de votación con un grosero insulto dirigido a Vladímir Putin. Verónika declara que no está de acuerdo con la decisión del propietario de la casa editorial, ya que considera el insulto como “una cita” de  algo escrito en una papeleta.

 

Por su parte, Usmánov declaró que tales materiales “lindan con los pequeños delitos” y no excluyó la posibilidad de presentar una querella judicial contra Kovalski. El jefe de redacción despedido señaló en una entrevista concedida a “Slon.ru” que no considera lo sucedido como “una presión” ejercida en su contra. También señaló que no cree que Usmánov haya violado ninguna obligación porque prometió no incidir en la política editorial, “siempre y cuando no se tratase de cuestiones de honor”.

 

Demián Kudriávtsev, director general de la editorial, presentó él mismo su renuncia y ofreció disculpas tanto a los lectores como a los asociados, por “la falta de profesionalismo”. Su declaración será considerada en la próxima reunión de accionistas que tendrá lugar en el curso de las dos próximas semanas. Las fuentes aseguran que esa renuncia no será aceptada.

 

“En el número 49 de la revista ‘Vlast’ se violaron los procedimientos y las normas internas de la Casa Editorial ‘Kommersant’, así como los estándares del periodismo profesional y la legislación de la Federación de Rusia”, subrayó Kudriávtsev en su blog.  En declaraciones a “Interfax” puntualizó: “Desde mi punto de vista, el director es el responsable de todo lo que ocurra en la editorial. La situación creada en la edición del último número de ‘Kommersant-Vlast’ no es aceptable y, al renunciar, señalo mi responsabilidad por todo lo ocurrido”.

Alexéi Venediktov, jefe de redacción de la radio “Eco de Moscú”, que mantiene posiciones críticas con respecto al Kremlin, comentó en Twitter que él no habría publicado la foto, pero que si lo hubiese hecho, se habría disculpado a sus lectores en el siguiente número.

 

La Casa Editorial “Kommersant” se  fundó en 1989 sobre la base del diario “Kommersant”. Usmánov compró las acciones en 2006 a Borís Berezovski y a su socio georgiano Badri Patarkatsishvili. La editorial publica los diarios “Kommersant” y “Kommersant-Ucrania”, las revistas “Vlast”, “Dengui” (“Dinero”), “Ogoniok” (“Chispa”, una de las revistas de actualidad más viejas de Rusia) y también “Kommersant UK”, que se edita en Londres. “Kommersant” es uno de los líderes del mercado mediático ruso.

 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.