Medvédev promete justicia allí donde se demuestre que hubo fraude electoral

"Las comisiones electorales y las correspondientes instancias judiciales estudiarán profundamente todas las quejas y denuncias. Allí donde se corroboren las falsificaciones, habrá que tomar decisiones justas", afirmó Medvédev, citado por las agencias rusas.

Medvédev destacó que "hay denuncias en ciertos colegios electorales" y reconoció que, "ni de lejos todos están satisfechos con los resultados del ejercicio de la expresión de la voluntad popular".   El jefe del Kremlin, que encabezó en los comicios las listas del partido oficialista Rusia Unida, cifró en 117 el número de denuncias interpuestas oficialmente durante la jornada electoral.   A su vez, aseguró que ha llegado la hora de "tomar nuevas decisiones y, de hecho, apostar por pasos más decididos para retirar las limitaciones a la actividad política".   "Éste es un paso obvio e importante para nuestro país con el fin de evitar la ruptura entre los diferentes grupos sociales y las instituciones", apuntó.   Según Medvédev, la reforma del sistema político contribuirá tanto al desarrollo del país como al bienestar de sus 142 millones de habitantes.   En cuanto a la Duma, el presidente se mostró partidario de que Rusia Unida comparta con las otras tres formaciones parlamentarias los puestos directivos de la Cámara de Diputados y los diferentes comités.   "Debemos continuar ininterrumpidamente nuestro trabajo legislativo (...) para la modernización de la economía, la solución de los problemas sociales más acuciantes, el aumento del nivel de vida de la población y el incremento de la capacidad militar" dijo.   A su vez, anunció que ha decretado que la Duma o Cámara baja del Parlamento ruso celebre su primera sesión el próximo 21 de diciembre y que al día siguiente pronunciará su discurso sobre el estado de la nación.   El líder ruso aseguró el domingo en un mensaje colgado en la red social Facebook que había dado la orden de investigar todas los casos relativos al incumplimiento de la legislación electoral, aunque desoyó las demandas opositoras de anular los resultados.   Al respecto, el último dirigente soviético Mijaíl Gorbachov opinó hoy que las autoridades rusas deben dimitir tras las numerosas denuncias de fraude en las legislativas.   "El mejor paso por parte de las autoridades sería que presentaran su dimisión", aseguró Gorbachov en declaraciones a la emisora de radio "Eco de Moscú".   Gorbachov criticó la reacción de las autoridades ante las demandas -nuevos comicios, anulación de los resultados falsificados, liberación de los presos políticos e investigación de todas las irregularidades- presentadas por la oposición en la multitudinaria protesta del 10 de diciembre en Moscú.   La oposición acusa a Rusia Unida, encabezada por el primer ministro, Vladímir Putin, de falsificar los resultados electorales para obtener la mayoría absoluta en la Duma.EFE


Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.