Conectados bajo la tierra

Foto de Itar Tass

Foto de Itar Tass

Dotar a la ciudad de acceso gratuito a la Internet colocaría a Moscú al mismo nivel que otras capitales mundiales altamente tecnológicas, como Taipei o Londres.

El alcalde moscovita Serguéi Sobianin ha anunciado un proyecto que se ha promocionado desde hace mucho tiempo: conectar todo el sistema subterráneo de la capital con wi-fi gratuito, plan que podría llevar a la capital rusa al mismo nivel de las ciudades más tecnológicas del mundo.

El proyecto permitirá que las personas que viajan en metro diariamente naveguen de forma gratuita a partir de principios de 2012. Además, en verano se tomó la decisión de crear una conexión wi-fi gratuita en el parque Gorki de Moscú.

“En la actualidad, existe cobertura gratuita en una cantidad relativamente grande de lugares públicos de Moscú, si bien aún no es la principal herramienta utilizada para conectarse”, sostuvo Konstantín Chernishev, analista de telecomunicaciones en el banco de inversiones Uralsib. “La mayoría de los usuarios de Internet están suscritos a servicios de línea fija”.

A medida que la red se vuelve más indispensable para la vida diaria, el servicio de wi-fi gratuito se está convirtiendo en una parte natural del diseño de infraestructuras de la mayoría de las grandes ciudades. Sobianin afirmó que espera introducir wi-fi gratuito en los medios de transporte público  en los próximos años. Ya se ha lanzado un proyecto piloto de seis meses en la línea de autobuses entre la capital y el distrito satélite de Zelenogrado que brinda conexión gratis. Si el servicio resulta lo suficientemente popular, se instalará en los sistemas de transporte de toda la ciudad.

Los especialistas afirman que el proyecto podría incentivar a la población a utilizar el transporte público. Aún no está claro cuál será la fuente de financiación del proyecto, aunque Chernishev afirmó que podría realizarse en colaboración con uno de los tres proveedores de telefonía móvil más grandes de Moscú: MTS, VimpelCom o MegaFon. Todos ellos ya están contribuyendo al proyecto de wi-fi en los autobuses y cuentan con importantes servicios de Internet de línea fija en el metro.

El proyecto recuerda a otro plan lanzado por Golden Telecom en 2006. Aunque el actual no es tan ambicioso como aquel, que tenía por objetivo convertir a la ciudad entera en un área de wi-fi gratuito. El proyecto quedó en nada después de que la empresa pasara a manos de VimpelCom, en 2008, y primara el desarrollo de nuevas tecnologías, tales como redes de 3GB.

Sin embargo, los especialistas afirman que Moscú podría estar convirtiéndose en un una ciudad con  conexión de wi-fi en toda su extensión. En muchas ciudades estadounidenses ya se han conseguido que áreas urbanas de gran extensión estén conectadas, así como la ciudad finlandesa de Oulu, que ha logrado una cobertura completa de los espacios urbanos en colaboración con las universidades locales. Taipéi, en Taiwán, estaba lista para ampliar su red gratuita de wi-fi a toda la ciudad en el mes de octubre. Por su parte, Boris Johnson, alcalde de Londres, ha prometido que la capital británica contará con conexión inalámbrica para las Olimpíadas de 2012.

Moscú ya posee con una cantidad relativamente grande de puntos de conexión wi-fi gratuitos, la mayoría de ellos ubicados en bares, universidades y oficinas, aunque hasta el momento apenas se ha debatido acerca de la posibidlidad de conectarlos entre sí.

Víctor Tsigankov, consultor ejecutivo de la oficina moscovita de Data Corporation, la consultora mundial de tecnología de la información, afirmó que la idea era factible, aunque demandaría fuertes inversiones. “Moscú tiene alrededor de 40 kilómetros de diámetro, por lo que resultaría bastante costoso proveer a la ciudad entera de wi-fi gratuito”, sostuvo Tsigankov. “La gran cantidad de habitantes es otro factor a considerar. Si el 20% de la gente utilizara wi-fi en la ciudad simultánemente, se generaría muchísimo tráfico web”.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.