Más que un juego

Foto Alamy/ Legión Media

Foto Alamy/ Legión Media

Desde “Crime Story” hasta “Virtual City Playground”, pasando por “Pocket Blonde”, los creadores rusos dominan la escena de los juegos.

Los estadounidenses “Doodle Jump” y “Zombieville” deben dejar paso: los desarrolladores de juegos rusos pisan fuerte en los crecientes mercados de aplicaciones y juegos para móviles, con productos de primera línea bajo el brazo.

Entre los grupos emergentes encontramos a empresas de contenido móvil tradicional, como Dynamic Pixels, Herocraft e i-Free o Game Insight, que se centró originalmente en juegos sociales. En el nuevo “Crime Story”, de Game Insight, cada jugador puede convertirse en un magnate mafioso al construir un imperio del crimen mediante la eliminación de sus rivales y la expansión del negocio.

Descargue gratis nuestra aplicación para iPad ‘Touch Russia’

Fundada en Moscú en 2005 como un estudio de desarrollo de contenidos móviles, G5 Entertainment es en la actualidad una empresa global que desarrolla juegos para PC y telefonía móvil a gran escala (realiza un lanzamiento a la semana semana, según se afirma en su página web), con éxitos internacionales que incluyen “Stand O’Food”, “Virtual City Playground” y “Supermarket Mania 2”. La sociedad cotiza en el mercado de valores Aktie Torget de Estocolmo y opera desde Moscú, Estocolmo, San Francisco y Kiev.

 

Al mismo tiempo, una serie de desarrolladores de tecnologías móviles de menor tamaño también se está abriendo camino en el mercado. Actualmente, decenas de millones de jugadores de todo el mundo están familiarizados con “Cut The Rope”. El juego, protagonizado por un pequeño monstruo que se alimenta a base de golosinas, fue desarrollado por un equipo moscovita. A su vez, el programador Maxim Petrov ha construido un próspero negocio gracias a Power Amp, considerado uno de los mejores reproductores multimedia disponibles en el mercado para Android.

 

“La industria rusa de contenidos móviles ha estado desarrollándose a lo largo de casi una década”, aseveró Leonid Kovalev, director de Marketing de Dasuppa, una empresa de juegos para móviles con sede en Moscú. “Pero en los últimos años, los juegos y aplicaciones para móviles de última generación han creado una nueva situación. A través de tiendas internacionales como App Store, de Apple, o el Android Market, los desarrolladores rusos pueden vender sus productos con facilidad en donde lo deseen. Su visión y campo de acción se han vuelto globales".

 

Tiene que haber una aplicación

 

El reducido tamaño del mercado interno ayudó a que se crease un pujante mercado internacional. Las ventas de smartphones crecen con rapidez en Rusia, más del doble entre el año 2010 y 2011, aunque la cantidad de dueños de teléfonos inteligentes es dos veces inferior a la de Europa y los Estados Unidos, según una reciente encuesta de TNS. La cantidad total de dueños de iPhone y teléfonos inteligentes con tecnología Android apenas alcanza los 1,5 y 5 millones, respectivamente, según recientes cálculos de i-Free.

 

Asimismo, la conversión en dinero es más difícil en Rusia que en cualquier otro lugar. "La mayoría de los usuarios rusos está lista para pagar por buenos productos de telefonía móvil", aseveró Kirill Petrov, cofundador de i-Free. "Pero la App Store de Apple y el Android Market de Google aceptan pagos casi exclusivamente con tarjeta, que los rusos rehúsan utilizar para pagos digitales".

 

Los juegos y las aplicaciones para teléfonos móviles de última generación representan enormes ingresos del orden de decenas de millones para los desarrolladores rusos, calcula Petrov. Si bien el mercado ruso de contenido tradicional para móviles, desde melodías de llamada hasta temas, pasando por juegos Java, aún genera grandes beneficios y varios desarrolladores que se han pasado al contenido de última generación han anticipado su caída.

 

La empresa i-Free comercializa contenido tradicional y cuenta con unos ingresos de 160 millones de dólares provenientes de Rusia y el extranjero. En el año 2010 creó una división entera dedicada a las aplicaciones y los juegos nuevos. El éxito internacional más importante de i-Free hasta la fecha ha sido “Pocket Blonde”. Protagonizado por una inteligente asistente personal, la aplicación ha sido descargada más de un millón de veces desde Android Market y otras tiendas para Android desde su lanzamiento en marzo de 2011. Como parte desde otro punto con el objeto de posicionarse en la vanguardia de la innovación, i-Free también ha creado un fondo para invertir en empresas incipientes de Rusia y del extranjero.

Otras empresas, como Dasuppa detuvieron por completo la producción de juegos tradicionales y destinaron todos sus recursos a productos de última generación.

La tercerización es otra vía prometedora. Mientras algunos desarrolladores establecidos fuera de Rusia, tales como EPAM o DataArt, han abierto departamentos especializados, docenas de empresas o equipos más pequeños están experimentando en este nuevo mercado. “Estos equipos y empresas apenas pueden satisfacer la demanda", afirmó Petrov. "Algunas empresas rusas ya han encontrado equipos o subcontratas adicionales en Bielorrusia, Ucrania o los estados bálticos”.

Artículo realizado en asociación conEast-West Digital News.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.