Dalí se despide con éxito de Moscú

Imagen de la exposición “Salvador Dalí. A retrospective” que se ha podido ver en el Museo Pushkin de Moscú. Autor: Fundació Gala-Salvador Dalí

Imagen de la exposición “Salvador Dalí. A retrospective” que se ha podido ver en el Museo Pushkin de Moscú. Autor: Fundació Gala-Salvador Dalí

La muestra “Salvador Dalí. A retrospective”, instalada hasta el 13 de noviembre en el Museo Pushkin de Bellas Artes de Moscú, ha cerrado las puertas tras haber recibido 270.000 visitantes en algo más de dos meses. Una cifra que los organizadores, la Fundación Gala-Salvador Dalí, consideran “un gran éxito”, ya que se trata de la primera exposición antológica de obra original del genio surrealista que se ha podido ver en la Federación Rusa. La fundación destaca, asimismo, el “importante impacto” que ha tenido la exposición sobre la actividad cultural de la capital rusa.

La muestra, que forma parte de la programación del Año España Rusia, fue inaugurada el pasado 3 de septiembre por la primera dama rusa, Svetlana Medvédeva, el ministro de Cultura, Aleksandr Avdeev, y el embajador español en Rusia, Luis Felipe Fernández, entre otras autoridades.

Salvador Dalí –anticomunista confeso y simpatizante sin complejos del franquismo- había sido considerado por las autoridades soviéticas un símbolo del arte occidental en decadencia. Aunque esta no es la única razón, ningún museo de la Federación Rusa posee obras originales de Dalí, por lo que esta exposición se puede interpretar como una especie de reconciliación entre el artista ampurdanés y el público ruso.

El renacido interés de los rusos por la obra de Salvador Dalí no solamente se ve en Moscú, sino también en la Costa Brava.  Y es que el número de visitantes de esta nacionalidad a los museos gestionados por la Fundación Dalí ha ido en aumento los últimos 10 años, especialmente los de Figueres y Púbol. Este interés, según interpreta la fundación, no responde solamente a un redescubrimiento del artista, sino también a su esposa, Gala, nacida en Kazán.

En este punto, hay que recordar que unos 500.000 turistas rusos han visitado este año la costa catalana y, precisamente, la Costa Brava ha experimentado un incremento de visitantes del 68% respecto al año 2010, según los datos de emisión de visados del Consulado General de España en Moscú.

Conscientes de la importancia del mercado ruso y coincidiendo con la exposición de Dalí en Moscú, diversas instituciones catalanas (entre ellas, el Patronato de Turismo Costa Brava Girona y la Agencia Catalana de Turismo) organizaron el pasado 31 de octubre una acción promocional conjunta dirigida a operadores turísticos, compañías aéreas y medios de comunicación rusos.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.