Lazos culturales entre regiones

Fotografía proporcionada por la Fundación Comillas

Fotografía proporcionada por la Fundación Comillas

La Fundación Comillas y la Universidad de Cantabria formalizaron sendos acuerdos de colaboración con la Universidad Federal del Sur (UFS). A partir de ahora se establecerán intercambios de alumnos, personal docente e investigador. Rusia Hoy ha entrevistado al director general de la fundación Comillas, Ignacio Gavira Tomás.

El pasado mes de julio la Fundación Comillas formalizó su primer acuerdo con una universidad rusa. La colaboración se llevará a cabo con la Universidad Federal del Sur (UFS), ubicada en Rostov. El director general de la institución cántabra, Ignacio Gavira Tomás y la decana de la Facultad de Filología y Periodismo de la UFS, Elena Grigorieva, en representación del Rector de la citada universidad, Vladislav G. Zakharevich, firmaron en acuerdo en Cantabria.


Posteriormente, a finales de septiembre Ignacio Gavira y el director académico, Agustín Vera, participaron en la conferencia internacional que organizó la Universidad Federal del Sur junto con la Universidad de Cádiz y el Banco Santander en Rostov el Don. El encuentro se centró en los problemas actuales de la filología en el espacio hispano-ruso de investigación. A finales de año está previsto publicar los resultados de la conferencia.


Asismismo, la UFS firmó otro acuerdo con la Universidad de Cantabria para establecer una cooperación en los ámbitos educativo e investigador. Así lo ratificó el rector de la UC, Federico Gutiérrez-Solana, con Elena Grigorieva. A partir de ahora podrán establecerse intercambios de alumnos, de personal docente e investigador y de información.


Rusia Hoy ha tenido la oportunidad de entrevistar a Ignacio Gavira.

 

El acuerdo establece que se favorecerá el desarrollo bilateral o multilateral y la participación en proyectos, así como en programas de formación de personal investigador y técnico. ¿Existe ya algún proyecto concreto?

Información  

La Fundación Comillas, situada en Cantabria, es una organización privada sin ánimo de lucro, creada en 2005. Su objetivo principal es la puesta en marcha, desarrollo y gestión de un centro de excelencia dedicado a la promoción y enseñanza especializada de la lengua y la cultura hispánicas. Todo ello en colaboración con los poderes públicos, empresas privadas y otras entidades e instituciones. http://fundacioncomillas.es/ESP

Este mismo curso académico, contamos ya con estudiantes graduados de la Universidad Federal del Sur y de otras universidades rusas en nuestro Grado de Estudios Hispanicos, y esperamos que al menos 2 profesores rusos vendrán a seguir nuestro Máster en enseñanza del español el próximo curso.


En cuanto a investigación, estamos estudiando posibles proyectos de colaboración que se concretarán en los próximos meses.

 

La Fundación Comillas se dedica a la promoción y desarrollo de la lengua y cultura hipánicas. ¿En que radica el interés de establecer lazos con una región de Rusia?

 

Como potencia mundial, Rusia juega un papel de primera fila en la geopolitica actual. Su interconexión con China y sus relaciones comerciales con América Latina hacen que Rusia tenga un protagonismo que no se puede ignorar. El español en Rusia esta experimentando un interés cada vez mayor, y la Fundación Comillas pretende ayudar a sus profesores y a sus futuros profesores a mejorar sus competencias para que nuestra lengua se haga un espacio consolidado como segunda lengua extranjera, después del inglés. Además de la importancia económica que tiene hoy en día la lengua española, no se puede negar que los rusos se sienten particularmente atraidos por la cultura española, al igual que los españoles por la rusa.


¿Está la Fundación interesada en realizar proyectos relacionados con la lengua rusa o proyectos de traducción?

Todos los aspectos relacionados con la lengua española estan contemplados en los objetivos de la Fundación. De momento no tenemos colaboraciones previstas en este tipo de proyectos de traducción, pero no descartamos que en el futuro podamos abordar algún proyecto en ese sentido con nuestros socios rusos.

 

¿En qué medida el acuerdo de la Fundación está relacionado con el de la Universidad? ¿Cuáles son las similitudes y diferencias?

 

La Universidad Federal del Sur firmó un convenio con la Universidad de Cantabria y otro con la Fundación Comillas. Ambos acuerdos abren las puertas a los intercambios de estudiantes, profesores y la investigación. La diferencia reside en las carreras con las cuales se puede colaborar ya que la Fundación Comillas se dedica exclusivamente a los estudios relacionados con la lengua y la cultura hispánica mientras que la Universidad de Cantabria ofrece un abanico mucho más amplio de carreras que abarcan desde la ingenieria de caminos o la medicina hasta la ciencias empresariales.

 

El acuerdo con la Fundación Comillas podría abrir las puertas a los estudiantes de la Universidad Federal del Sur en el sentido de que, gracias a un paso previo por los cursos de lengua y cultura de la Fundación Comillas, los estudiantes rusos podrían adquirir los conocimientos necesarios de español para acceder a las carreras de la Universidad de Cantabria. La Fundación sería así un puente entre la universidad rusa y la Universidad de Cantabria para todos los estudiantes interesados en otras carreras diferentes de las relacionadas con la lengua y cultura.

 

¿Cuál ha sido el papel del Banco Santander en el acuerdo? ¿Han participado otras instituciones?

  

El Grupo Santander es patrono de la Fundación Comillas desde sus inicios y uno de los colaboradores más activos, tanto dentro como fuera de la Fundación. En el caso de Rusia, el Santander está haciendo una labor extraordinaria a traves de la División Global Santander Universidades Rusia, y el excelente trabajo de su directora, Irina Tverdokhleb. En el caso de colaboración con la Universidad Federal del Sur nos facilitaron los contactos y ayudaron a que cada una de las instituciones tuviera una información actualizada de la otra.


¿Este acuerdo se podría haber dado sin la celebración del Año Dual de Rusia en España y de España en Rusia?

 

La Fundación Comillas consideró desde el primer momento a Rusia como uno de sus objetivos estratégicos, pero no cabe duda de que el Año dual nos ha dado un impulso añadido para que las gestiones previas hechas en esta zona deriven hacia acuerdos concretos. El Año dual ha sido indudablemente un elemento muy positivo en este proceso.

 

A finales de septiembre usted viajó a Rostov para participar en la Conferencia internacional titulada "Problemas actuales de la filología en el espacio hispano ruso de investigación". ¿Cómo se desarrolló el encuentro?

 

El encuentro fue todo un éxito, tanto por la participación de universidades rusas, españolas y latinoamericanas, como por los resultados obtenidos. La organización por parte de la Universidad Federal del Sur fue espléndida y el trato que recibimos allí fue extraordinario.

 

Tengo que agradecer especialmente al Rector y al Vicerrector de Relaciones Internacionales su apoyo a la conferencia, y a la Decana de la Facultad de Filología y Periodismo, Elena Grigorieva, y a la profesora Natalia Karpóvskaya, Directora del Centro Hispano-Ruso de la Universidad, su magnífico trabajo que fue, sin duda, la base del éxito de la conferencia y de los proyectos de colaboración académica que surgieron allí.

 

¿Le interesa la literatura rusa? ¿Qué autores son sus favoritos? ¿Algún contemporáneo?

 

La literatura rusa es una de las cumbres de la literatura universal y creo que cualquier persona interesada por cuestiones culturales debe conocerla. Yo, por supuesto, leí a los clásicos en mi juventud, especialmente a Tolstoi y Dostoievski, y a algún contemporáneo como Solzhenitsin, pero tengo que reconocer que conozco muy poco de la literatura rusa actual porque, lamentablemente, no llega a España como sería deseable.

 

Me encantaría poder leer la literatura actual directamente en ruso, pero, desgraciadamente, mi conocimiento del idioma no va más allá del alfabeto cirílico y algunas frases en este idioma. Espero tener la oportunidad de aprender algo más en el futuro.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.