Los helicópteros rusos sobrevuelan la Cordillera

Según el servicio de prensa de esta empresa, junto a los tres últimos aparatos de transporte aéreo militar, pintados con los colores peruanos, el cliente recibió todo lo necesario para su explotación. Al igual que con los primeros tres Mi-171SH, está previsto utilizar los helicópteros de este segundo lote en la lucha contra el tráfico de drogas, así como en otras acciones de apoyo a las Fuerzas Armadas de Perú.

Sin embargo, el contrato firmado en 2010 para el suministro de seis helicópteros todavía no se considera cumplido. Lo será únicamente al vencimiento de los plazos de garantía de estos aparatos. Por lo tanto, no será en breve. Para cumplir con las obligaciones rusas de garantía ante Perú, en Lima están trabajando los especialistas de la Planta de Aviación de Ulán-Udé (U-UАZ), en la que fueron construidos los helicópteros adquiridos.

 

Según los especialistas, los multifuncionales Mi-171SH suministrados de acuerdo con este contrato están equipados con nuevos sistemas que aumentan su eficacia en el combate, con un complejo de sistemas de protección frente al impacto de armas de fuego, así como con instalaciones radioelectrónicas y equipamiento que permite volar en condiciones meteorológicas adversas a cualquier hora del día. Los helicópteros están equipados con dos puertas corredizas y una rampa electrohidráulica, lo cual permitiría desembarcar en sólo 7-8 segundos a un grupo de 26 personas.

 

Las características del  Mi-171SH (en inglés)


Los helicópteros de transporte militar producidos en la planta rusa de U-UAZ llevan más de 10 años trabajando en Perú. En particular, algunos aparatos del tipo del Mi-171 están incluidos en los parques de las empresas peruanas de aviación civil. Los pilotos civiles y militares valoran muy positivamente las máquinas aéreas rusas, destacando sus altas cualidades técnicas en vuelo, la fiabilidad, la comodidad de explotación y mantenimiento y la posibilidad de utilizarlas en condiciones climáticas y meteorológicas adversas, sobre todo en la montaña. Los militares señalan también la universalidad del Mi-171SH, que puede utilizarse tanto para la lucha antiterrorista como para transportar cargamentos a algunas zonas remotas de alta montaña. Estos aparatos, como afirma Jaime Torne,  ministro de Defensa del Perú, han demostrado su alto nivel en una serie de conflictos militares locales, en operaciones antiterroristas y de orden público y en trabajos de rescate y salvamento, incluida la lucha contra los traficantes de droga en los valles de los ríos Apurimac y Ene.

 

Según los medios de comunicación peruanos, en una de las operaciones militares de septiembre, un helicóptero ruso cayó en una emboscada y, a pesar de haber sufrido serios daños, volvió con éxito a su base. Este caso, por cierto, motivó la continuación de las negociaciones para la creación de un centro de mantenimiento y reparación de helicópteros rusos, incluidas las reparaciones generales, tanto de los Mi-171SH como de los modelos Mi-8, Mi-17 y Mi-26Т, que sobrevuelan la república por encima de su Cordillera. También se repararían helicópteros que no pertenecen al Perú.

 

Lea más sobre helicópteros rusos


Un programa de alto vuelo

Ya existe en México un centro de reparación y mantenimiento de helicópteros rusos. Otro parecido se está construyendo en Venezuela, no sólo para llevar a cabo este tipo de trabajos sino también para garantizar la formación del personal de las fuerzas armadas del país. Existen o están en fase de preparación varios contratos para el suministro de helicópteros y otras tecnologías de combate rusas a Argentina, Brasil, Colombia y otros países de América Latina. En Rosoboronexport se considera que a cada uno de esos países  le saldría rentable tener en su territorio una miniplanta de reparación y mantenimiento de tecnología rusa. Supondría crear nuevos puestos de trabajo, atraer hacia el país nueva tecnología y adquirir experiencia con helicópteros destinados a distintos usos así como, simplemente, la posibilidad de ganar dinero con el mantenimiento de los aparatos de combate, incluyendo los que pertenecen a sus vecinos. Si ponemos el ejemplo de Argentina, es demasiado difícil viajar continuamente desde este país a México o Venezuela, mientras que Lima está más cerca que Caracas o México.   

La cooperación técnico-militar entre Rusia y Perú, y entre Rusia y México no se reduce a los helicópteros. Sabemos que Moscú propone a Lima desarrollar activamente la cooperación en materia de tanques, buques de guerra, estaciones de radiolocalización, complejos de cohetes antiaéreos y antitanques (el contrato de suministro a Lima del complejo de misiles antitanques Kornet-E ya está firmado – autor), armas de tiro y municiones y los medios técnicos necesarios para su formación. Estas propuestas han obtenido el apoyo del nuevo presidente del país, el teniente coronel retirado Ollanta Humala. Entre la oferta de Rosoboronexport también se pueden encontrar aparatos que se utilizan en tiempos de paz en tareas humanitarias, por ejemplo de lucha contra las consecuencias destructoras de las catástrofes naturales, frecuentes en América Latina incluyendo el Perú. Entre estos tipos de tecnología están también los vehículos multifuncionales Ural.

Los Ural rusos son muy apreciados en toda la región: los mexicanos los utilizaron a la hora de paliar las consecuencias del huracán Katrina,  los uruguayos en las misiones de la ONU en el Congo y Haití, y los guatemaltecos en sus operaciones contra el tráfico de estupefacientes. En la misma categoría podrían adscribirse los vehículos blindados Tigr, imprescindibles a la hora de llevar a cabo operaciones de rescate, salvamento y otras operaciones especiales. Actualmente, estos vehículos se suministran al Ministerio del Interior del Uruguay.

En total, según pudimos esclarecer, durante los últimos años el valor de la cooperación técnico-militar entre Rusia y Perú alcanzó alrededor de los 130  millones de dólares. Uno de los directivos de Rosoboronexport que trabaja con los países de América Latina y que no ha deseado develar su nombre a la prensa, ha comentado al autor de estas líneas que se pondrá muy contento cuando esta cifra supere los 200 millones de dólares. 


Originalmente publicado en peacekeeper.ru 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.