El mercado latinoamericano de armamento: una plaza promisoria e importante para Rusia

Legendario helicóptero Mi-171. Foto de Rosoboronexport.

Legendario helicóptero Mi-171. Foto de Rosoboronexport.

Junto con los Mi-171Sh, pintados con los colores aprobados por las Fuerzas Armadas del Perú, se embarcaron repuestos y partes necesarias para asegurar el normal funcionamiento de las aeronaves. Los helicópteros del segundo lote han pasado exitosamente las pruebas de recepción y se han incorporado al servicio.

El primer lote de Mi-171Sh se entregó en mayo de este año. ”Rosoboronéxport” cumplió con todos los compromisos asumidos hasta ahora por la Federación Rusa. El correspondiente contrato culminará al expirar el plazo de garantía para los helicópteros Mi-171Sh y Mi-35P suministrados en la primavera del año en curso.

Los helicópteros rusos son muy conocidos hace tiempo por los especiaslistas peruanos. El Perú ha sido uno de los primeros socios latinoamericanos  de Rusia (antes, de la URSS) en materia de colaboración técnico-militar. El establecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países en febrero de 1969 permitió comenzar esta colaboración. A partir de 1973 se suministraron al Perú tanques T-55 modernizados, aviones MiG-29, helicópteros Mi-8 y otros productos de alta tecnología. En aquel entonces el Perú se convirtió en uno de los socios líderes de la URSS en América del Sur, ocupando el primer puesto en las compras del material aeronáutico civil y militar.

Lea más sobre armas rusas

Reportaje del centro de formación de especialistas militares


MAKS-2011 - el triunfo de los helicópteros

Los especialistas soviéticos acumularon una rica experiencia  en la realización de diferentes proyectos económicos en el Perú. Los socorristas y médicos soviéticos ayudaron al pueblo del Perú a sobrevivir las consecuencias del terrible terremoto  de 1970, lo que produjo un efecto positivo para el proceso de acercamiento de los dos pueblos. En los años de la década del 90 se interrumpió la cooperación técnico-militar. Los dos países pasaban por un similar período crítico de reformas y eso provocó un cierto retroceso en el proceso de colaboración. No obstante, en la primera década de los años 2000 se ha iniciado nuevo auge de carácter  prolongado y estratégico, en completa concordancia con los interes de los dos pueblos. El primer paso de prueba en el restablecimiento de la colaboración técnico-militar se dio con la firma de los contratos de modernización y reparación de los helicópteros Mi-17 y de los cazas MiG-29. Otro hito lo constituyó el contrato, ampliamente conocido, para la compra  por Perú de los complejos coheteriles antitanques rusos “Cornet E”.

En 2010 los especialistas del Ministerio de Defensa del Perú optaron por los helicópteros Mi-171Sh y Mi-35P gracias a sus características de fiabilidad y resistencia, la sencillez de su empleo en condiciones de un clima complicado, su potente armamento de muy fácil reparación y una considerable capacidad para la modernización. Estos aparatos han heredado de sus antecesores una asombrosa ductilidad. Ellos participaron prácticamente en todos los conflictos de la segunda mitad del siglo 20. Los legendarios helicópteros se distinguieron en Afganistan: se conocen muchos casos cuando estos aparatos regresaban a sus bases con sus palas, tanques y tuberías perforadas por las balas. Una vez reparados en condiciones de campo, volvían al combate.

La alta calidad de los “Mi” fue confirmada por los últimos acontecimientos en el Perú, en donde estos aparatos se emplean activamente en la lucha contra terroristas y narcotraficantes en los valles de los ríos de Apurímac y Ene. Según los medios de información peruanos, uno de los “molinetes” rusos había caído en una emboscada durante una de las operaciones de combate del mes septiembre y, pese a los serios daños sufridos, regresó exitosamente a la base.

En lo que respecta a las demás direcciones de la colaboración técnico-militar entre Rusia y el Perú, uno de los temas actuales de la agenda es la creación en el Perú del centro de servicio para el mantenimiento y reparación general de los helicópteros Mi-8, Mi-17 y Mi-26T.

La S.A.“Rosoboronéxport” propuso a Lima un activo programa en materia de modernización del material existente, así como la compra de material blindado y naval, radares, complejos coheteriles antitanques y antiaéreos, armas de infantería y municiones, al igual que los medios técnicos de instrucción.

Una atención especial se presta a los medios que se utilizan en tiempo de paz para el cumplimiento de misiones humanitarias ante los devastadores cataclismos que asuelan América Latina y el Perú en particular. En las operaciones de rescate más complicadas han adquirido una excelente reputación los vehículos multipropósito de la familia “Ural”. Los “Ural” rusos son altamente apreciados en toda la región: los mejicanos los emplearon para superar las consecuencias del huracán “Catrina”, los uruguayos, en las misiones de la ONU en el Congo y en Haití, los guatemaltecos, en las operaciones contra el narcotráfico. En esta categoría podemos incluir los blindados “Tiger”, insustituibles en las operaciones especiales y de rescate. Actualmente estos automóviles se suministran al Ministerio del Interior del Uruguay.

En general, el volumen de la colaboración técnico-militar entre Rusia y el Perú, en los últimos años asciende a 130 millones de dólares. El constante y fructífero desarrollo de esta cooperación en este sector entre los dos países contribuye al incremento del interés por el armamento ruso por parte de los demás países latinoamericanos. Esto permite a “Rosoboronéxport” ejercer una política de precios equilibrada, tomando en cuenta las posibilidades económicas de los compradores.  

“Rosoboronéxport” continúa promoviendo en forma activa y progresiva los productos del Complejo Militar Industrial nacional en el mercado latinoamericano de armamento – mercado de singular perspectiva e importancia para Rusia. Esta gestión es tanto más actual si se toma en cuenta el considerable incremento en los volúmenes de suministro de armamento ruso en esta región.

A diferencia de los demás proveedores, la S.A. “Rosoboronéxport” ofrece a sus socios latinoamericanos, además de armamento y equipos, un amplio abanico de servicios de post garantía, reparación, suministro de piezas de repuesto, modernización, blindaje, así como licencias para la fabricación de armamento y material (offset directo e indirecto y transferencia de tecnologías). Así, por ejemplo, en Méjico funciona el centro de servicio y reparación para el mantenimiento de helicópteros de fabricación rusa, en Venezuela se construyen los centros de instrucción y entrenamiento y el de servicio y reparación, igual para el mantenimiento de los helicópteros rusos e instrucción del personal de las fuerzas armadas. Actualmente se firmaron y se materializan diferentes contratos con Argentina, Brasil, Venezuela, Colombia, Perú, así como con otros países de América Latina.

Dado que la estrategia de la S.A. “Rosoboronéxport” está orientada hacia la formación, fortalecimiento y el desarrollo de las relaciones a largo plazo con los países-socios en la colaboración técnico-militar, los especialistas de la empresa tratan con especial atención las sugerencias de las contrapartes y están dispuestos a mantener un dialogo transparente, constructivo y mutuamente beneficioso.


 

Nota

Rosoboronexport es la única intermediaria estatal de Rusia facultada para exportar e importar toda una gama de productos, servicios y tecnologías de aplicación defensiva y de doble uso. La compañía colabora con más de 70 países y más de 700 empresas y entidades del complejo industrial defensivo de Rusia. El estatuto oficial de Rosoboronexport asegura un apoyo garantizado por parte del Estado en todas las operaciones y brinda a la compañía capacidades únicas, encaminadas a ampliar y fortalecer la colaboración mutuamente ventajosa a largo plazo con los socios extranjeros.


Originalmente publicado en Defensanet 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.