Rusia y Uruguay eliminarán el requisito de visa

Foto de Photoxpress

Foto de Photoxpress

Los gobiernos de Uruguay y de la Federación Rusa eliminarán para antes de fin de año el requisito de visa para las visitas recíprocas de sus ciudadanos, así lo adelantó Serguey N. Koshkin, el embajador de Rusia en Uruguay.

El entendimiento, fruto de dos años de trabajo, fue cerrado por los cancilleres de ambos países, Luis Almagro y Serguéi Lavrov, el 26 de setiembre, en paralelo a los trabajos en la Asamblea General de las Naciones Unidas. 
El acuerdo exonera del requisito de visa a los ciudadanos de ambos países por viajes que no superen los 90 días de duración. La exoneración se mantendrá por 90 días más en caso de que los viajeros salgan del país y vuelvan a ingresar. Si la visita supera los 180 días –contados desde el primer ingreso– entonces será necesario pedir la visa.

El acuerdo también explicita que sí será necesario el visado en caso de que el motivo del viaje sea de negocios o actividades comerciales. 
El embajador Koshkin afirmó que este entendimiento es un avance sustancial en las relaciones entre los dos países. “Desde el principio ambas partes partimos del entendimiento pleno de la necesidad de este documento, pero de todas formas es un proceso que tiene su duración ya que había que incorporar este documento a la legislación interna de ambos países, y a las obligaciones externas, tanto bilaterales como multilaterales del Uruguay y Rusia. En el caso de Uruguay, por ejemplo, con el Mercosur, en el caso de Rusia con varios organismo regionales y multinacionales”, afirma Koshkin. 

Tras las firma del convenio, el 26 de setiembre, se prevé un período en el que ambas partes tendrán que solucionar o ejercer varios procedimientos internos –como información de servicios aduaneros y de tránsito fronterizo, por ejemplo– para su entrada en vigor. “Este proceso no representa un obstáculo porque ni en Rusia, ni en Uruguay –según me informaron– es necesaria la aprobación parlamentaria del acuerdo”, sostiene el embajador de la Federación Rusa. 
Una vez cumplidos esos requisitos internos, ambos países intercambiarán notas diplomáticas y desde ese momento comenzará a correr el plazo de 60 días, que está explicitado en el documento, para la entrada en vigencia del convenio. 
“Podríamos esperar que este acuerdo esté vigente para el término de este año, es decir para cuando empiece la temporada de verano en Uruguay, eso sería provechoso para elevar el año entrante el flujo turístico hacia Uruguay”, sostuvo Koshkin. 

Acerca del visado para las visitas de negocios afirmó que no se trata de una traba particular sino de un sistema universalmente aprobado. De cualquier modo, el embajador afirma que la eliminación de los visados para los viajes turísticos igualmente repercutirán en lo comercial. “Esto también ayuda en los negocios porque no podemos dividir de forma absoluta lo turístico de lo empresarial. 
La gente puede venir al país como turista pero durante su estadía puede interesarse en hacer negocios”, dijo Koshkin.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.