"El principal valor de Rusia está en sus mujeres"

Natalia Zubarevich entra en la sala de reuniones del Instituto Independiente de Política Social con resignación, algo que realza aun más el convencimiento y la pasión que después pondrá a sus respuestas. Directora del programa para estudios regionales de dicho centro y profesora de la Universidad Estatal de Moscú, analizamos con ella algunos problemas de la sociedad rusa comenzando por el alcoholismo.

¿Por qué beben tanto los rusos?

Tiene un gran componente cultural, eso es evidente porque el consumo de alcohol por habitante es el doble en Rusia que en el resto del mundo. Pero ese problema tiene algunas particularidades, como la diferenciación entre regiones. Por ejemplo, en las regiones del sur, de mayoría musulmana, es prácticamente inexistente porque sus tradiciones restringen el consumo de alcohol, así, a pesar de que también hay desempleo, no encontramos alcoholismo. De hecho, el alcoholismo es más común en las regiones pobladas por rusos, además de en las zonas septentrionales, con poblaciones que no conocían el alcohol como producto, pero que una vez que llegó acabó afectando tanto a hombres como a mujeres de dicha sociedad; Así, la esperanza de vida de estos pueblos ha caído con mucha fuerza por el consumo masivo de alcohol.

 En cuanto a los rusos… es un problema tradicional, que en alguna ocasión han ligado con periodos de crisis, pero que en mi opinión no es así. Los rusos bebían, beben, y probablemente seguirán bebiendo, lo que cambia es la forma de beber. Lo que está claro es que en las regiones con mayores ingresos económicos, mejor educación y digamos, una forma de vida más moderna, el consumo de alcohol es menor. Esta gente suele beber los viernes, y los sábados, pero no entre semana, porque ya han empezado a valorar y cuidar su salud. Además hay mucha competencia laboral, buenos salarios y, por ejemplo, si bebes en días laborables te acabarán echando de la empresa petrolera donde trabajas. Igual pasa en Moscú, aquí la esperanza de vida es mayor que en el resto del país, ¿por qué? ¿Porque hay mejores medicinas? No… por cierto, ese sería otro buen tema de conversación, las medicinas rusas… bueno, es porque los moscovitas entienden de otra forma su salud y tienen aspiraciones profesionales.

 ¿Qué medidas serían necesarias para luchar contra el alcoholismo? 

Yo veo positivo poner restricciones al consumo, por ejemplo limitar la venta, los horarios, el emplazamiento de los kioscos… pero claro, el problema también tiene otro componente, y es el por qué beben, el porqué no viven de forma más civilizada o su falta de estímulos en la vida. Por eso, el problema es mucho más complicado de resolver y las restricciones no son suficientes.

¿Y cómo implementar esas reformas?

Las reformas son necesarias en general, pero siempre encuentran resistencias. Por ejemplo, los maestros pueden no querer implementarlas porque temen que eso signifique menos salario y mayor responsabilidad.

 En el caso del alcoholismo, trabajar desde las escuelas sería fundamental ¿no?

 Exacto. Trabajar a través de la educación es la primera medida, la más eficaz, pero no la única. Hay otras muchas que también son necesarias, como mejorar las condiciones laborales, subir los salarios, crear perspectivas profesionales… podría ponerle muchos ejemplos de pueblos donde los estímulos son cero, así, desde niños, los hombres empiezan a beber y se pasan la vida bebiendo por lo que son las mujeres las que sacan la situación adelante. No está demás decir que el principal valor de Rusia está en sus mujeres. Cuando los hombres se echan a perder, alguien tiene que tomar las decisiones, y esas son las mujeres. De hecho, uno de nuestros principales problemas es que las mujeres cada vez beben más. 

¿En general, a qué sectores de la sociedad afecta más el alcoholismo?

 El alcoholismo está más extendido entre los hombres, en parte debido a unas difíciles circunstancias de vida. Esta es una de las razones por las que encontramos tanta diferencia entre regiones en cuanto a la esperanza de vida. Otro de los problemas es que empiezan a beber cuando son muy jóvenes o incluso niños. Por eso digo que hay que tratarlo como un problema cultural; debemos cambiar la mentalidad, además de mejorar las condiciones de vida y estimular a la población. 

Aun así, parece que hay algunos datos positivos…

Bueno, la esperanza de vida está subiendo en los últimos años. Esto es muy positivo, pero estamos sólo en el principio y queda mucho por hacer. Las inversiones en educación y sanidad siguen siendo muy insuficientes; He visto hospitales donde las ambulancias no podían circular por falta de gasolina, o donde se agotaban las medicinas y jeringuillas. Luego las diferencias entre regiones son gigantescas. En las regiones más pobres no ha cambiado prácticamente nada; allí los problemas no vienen por la falta de gasolina o medicinas, sino incluso por la falta de buenos profesionales e instalaciones en la sanidad y la educación. Entonces se trata de cómo está montado el sistema educativo y sanitario… Claro, el problema, en última instancia, es de todo el sistema sanitario. Es decir, para mejorar la esperanza de vida no basta con dar un poco de dinero a los jubilados, sino que hay que afrontarlo como un todo conceptual. Además, cuando hay crisis siempre se empieza a recortar por sanidad y educación… No es sólo una cuestión de cuánto dinero, sino de cuáles son las prioridades. Hay gastos elitistas que a mi me producirían conflictos morales. Para el sistema sanitario parece que nunca hay dinero. Además, las normas sociales parecen no favorecer las buenas prácticas, por eso digo que los colegios son fundamentales para luchar contra el alcoholismo. Supongo que la familia también tendrá algo que ver… Claro, la cultura de consumo de alcohol en Rusia entra a través de la familia. Beben cuando están contentos, beben cuando están tristes… es una parte de la cultura nacional. Pero me gustaría remarcar un pequeño detalle… ¿qué es lo que beben? Porque franceses, italianos y españoles también beben mucho ¿pero qué beben? buen vino, como acompañante de una buena comida. En Rusia se bebe vodka, y ahora cada vez más cerveza entre los jóvenes, pero sólo la clase media-alta, con buenos ingresos, está incorporando esa cultura de la calidad, tanto con vinos, como con bebidas de alta graduación. Pero entre la gran masa social, no se da esa tendencia, infelizmente. Entonces no hay sólo diferencias regionales, sino también de niveles sociales… No hay una única Rusia, sino varias… está la Rusia más moderna, más urbana, y también una Rusia más tradicional que bebe un alcohol malo con frecuencia y tiene pocas expectativas de futuro; de hecho, esa gente parece tener cada vez menos oportunidades. Este es el principal problema: la ruptura social. Y cada vez son más distantes. Además, tenemos una historia de opresión institucional… en la Rusia zarista, en la Rusia soviética, y en la Rusia post-soviética. Y eso crea frustración… La mobilidad es muy baja, mobilidad social, económica, institucional… en cada uno de los niveles. Hay una sensación general de estar estancado y de no ser capaz de cambiar la situación de uno. La gente se centra en sobrevivir, esperando mejores tiempos. Luego, hay muchas zonas rurales que pueden ser descritas como un agujero negro. Toda la riqueza del país se concentra en Moscú y un poco en San Petersburgo; se invierte poco y se gasta demasiado en prestigio e imagen, esto, claro, no ayuda a resolver el problema del alcoholismo. Por cierto, parece que los rusos están empezando a viajar mucho… es esto así? ¿viajan sólo al extranjero o también dentro del país? Pocos rusos abandonan su país. Sólo un 6 por ciento de la población viajó a otro país el pasado año. La gente no está especialmente interesada en lo que hay fuera, y lo que conocen de allí les llega a través de la televisión rusa. Dentro de Rusia se viaja menos que en los tiempos soviéticos, sobre todo porque ahora cualquier trayecto es más caro. Los pocos viajes que hay se dan en dirección al mar y entre ciudades fuertes, como Moscú y San Petersburgo. ¿Qué le parece la vuelta de Putin? Putin es popular aquí en Rusia; esto hace que la gente se deje y crea que el estado acabará resolviendo todos los problemas. En este sentido creo que es una noticia negativa, porque Rusia se degradará aun más. Es mucho lo que se puede mejorar: corrupción, política de inversiones, la eficacia de los sistemas institucionales de control, poder político demasiado autoritario y cierto clientelismo.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.