Los niños uruguayos se sienten un poco “rusos”

Foto de Marcelo López

Foto de Marcelo López

La escuela pública de Montevideo que lleva el nombre de “Federación Rusa” quiere familiarizar a sus alumnos con la cultura e historia rusas. Pero esta misión no resulta nada fácil.

En un barrio humilde de la zona centro-este de Montevideo se encuentra la escuela pública de tiempo completo N°361 “Federación Rusa”.

La mayoría de las escuelas del Uruguay, aparte de tener un número, se caracterizan por tener su nombre propio. Reconocidos maestros, personalidades de la cultura nacional e internacional y gran cantidad de países, forman un amplio y muy variado abanico de nombres que son parte de la identidad de cada niño, en su etapa de estudio en las instituciones de enseñanza primaria.

Para obtener una respuesta al por qué esta joven escuela pública, a la que concurren alrededor de 600 niños (desde el nivel inicial hasta sexto año de primaria),  tomó como nombre el de “Federación Rusa”, conversamos con la maestra y directora Carmen García: “Esta escuela se construyó entre los años 1999 y 2000 –nos comenta-, inaugurándose el 17 de marzo del año 2000 como escuela de tiempo completo. Esta modalidad, permite que los niños tengan más contención y que estén dentro de la escuela por un período de siete horas y media, con posibilidades de brindarles mayor aprendizaje y reducir el índice de repetición. Esto era y es muy importante para esta zona de la ciudad que tiene características socio-económicas diferenciadas”.

Por lo general, la designación de un nombre a una escuela se hace por medio de propuestas de la comunidad de padres o de los propios docentes de la institución. De no presentarse una propuesta de este tipo, quien propone un nombre es el Parlamento Nacional. Luego de que en diciembre del año 2001 la Cámara de Representantes presentare un Proyecto fundamentando la elección del nombre propuesto como reconocimiento a la larga trayectoria de las  relaciones entre ambos países, el 27 de mayo de 2003 se promulgó la Ley17640, que asigna el nombre de “Federación Rusa” a la escuela primaria de tiempo completo N°361 de la ciudad de Montevideo.

Según recuerda la directora –quien en aquel entonces era maestra de 6° año-, si bien el nombre no surgió desde el seno de la escuela, esta decisión fue recibida con mucho entusiasmo por maestros y padres del alumnado.

Una vez recibida la noticia, se cumplieron los trámites protocolares y el 18 de noviembre de 2003 se realizó la primera gran jornada del “Día de la Denominación”. Este año la escuela celebrará su 8 aniversario.

Desde entonces, se ha mantenido el vínculo con la representación diplomática rusa. Sin embargo, la directora desea que estos lazos sigan estrechándose y tiene planteado profundizar esta dirección de trabajo a fin de lograr que el alumnado reciba mayores conocimientos sobre la historia, el folklore y la cultura de Rusia, “ya sea a través del canto, la danza, la pintura y todos los aspectos que conforman la cultura y la tradición de un pueblo”.

En la escuela se hace todo lo posible para profundizar la enseñanza de la cultura, la historia o la geografía rusa pero de momento, lamentablemente, su actividad se ve bastante limitada. Carmen García se propone organizar clases de idioma ruso, de canciones y danzas tradicionales con carácter extra-curricular que ayuden a interiorizarse un poco más en la cultura rusa desde un aspecto más participativo. Pero aún así no es una tarea fácil de cumplir. Se necesitarían profesores voluntarios o la escuela debería contratarles, lo que en el contexto socio-económico de esa institución es casi imposible. La directora apuesta por la relación existente con la embajada rusa, para que por su intermedio y con su apoyo, los alumnos puedan recibir nociones básicas en estas disciplinas.

Con el propósito de celebrar el “Día de la Lengua Rusa”, el pasado mes de junio la escuela fue visitada por una delegación de diplomáticos de la embajada de Rusia en Uruguay, acompañados por la representante de la “Casa de Rusia” de Buenos Aires Svetlana Andréieva, quien les habló a los niños sobre la vida y la obra de Alexánder Pushkin.

En esta ocasión, la biblioteca escolar recibió una donación de libros infantiles de autores rusos, editados en español. Se proyectaron dibujos animados en ruso con subtítulos en español, que fueron disfrutados con especial entusiasmo por los más pequeños.

La imaginación sigue marcando nuevas metas. Se acerca un nuevo 18 de noviembre y con él un nuevo cumpleaños del “Día de la Denominación” de la escuela pública N°361. Sin lugar a dudas, como opina Carmen García, este será un eslabón más de la gran cadena de hechos históricos, descubrimientos científicos, desafíos deportivos, relaciones diplomáticas, que conforman la base de un estrecho relacionamiento entre dos pueblos geográficamente distantes: Uruguay y Rusia.  

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.