Kudrin abandona el cargo

Alexéi Kudrin. Foto de Kommersant

Alexéi Kudrin. Foto de Kommersant

Alexéi Kudrin, ministro de Finanzas y viceprimer ministro, ha abandando el gobierno tras once años de servicio. El presidente Dmitri Medvédev ha pedido su renuncia, éste la ha presentado y hoy mismo ha sido aceptada.

Kudrin accedió al gobierno el 18 de mayo del año 2000, con la llegada al poder de Putin, y desde entonces hasta hoy ha formado parte del equipo económico.

El domingo, después de que se conociera la noticia de la candidatura de Putin a la presidencia, Kudrin declaró desde EE UU, donde asistía a una reunión del FMI, que no formaría parte de un Gobierno encabezado por Medvédev, con quien mantiene divergencias por motivos económicos. "No me veo en el nuevo Gobierno. No solo porque todavía nadie me ha propuesto nada, sino porque pienso que las diferencias que tengo no me permiten formar parte de él", declaró desde Washington, y puntualizó que las divergencias se refieren a la política económica y particularmente a "los sustanciales gastos para fines militares".

Hoy, durante una reunión de la Comisión de Modernización, Dmitri Medvédev le ha dicho a Kudrin que si no está de acuerdo con el rumbo económico que va a tomar el país con el nuevo Gobierno, que será formado tras las elecciones parlamentarias de diciembre y las presidenciales de marzo del próximo año, debería dimitir. Éste así lo ha hecho.

La política económica de Kudrin se ha caracterizado por su liberalismo y por buscar la estabilidad. De hecho, en los gabinetes de Vladímir Putin era conocido como uno de los “reformadores liberales”. Entre sus actuaciones ha destacado una prudente gestión fiscal, la reforma presupuestaria y la defensa del libre mercado. Durante su mandato Rusia pagó gran parte de la deuda externa acumulada durante los años 90. Además, creó un fondo estabilizador con los beneficios de la venta de petróleo que se utilizó en la lucha contra la crisis financiera de 2008. En 2005 implementó una reforma de los servicios a los jubilados, que fue duramente criticada ya que el transporte y los medicamentos dejaron de ser gratuitos. 


Alexéi Kudrin se graduó en economía en 1983 por la Universidad de Leningrado. Kudrin y Putin coincidieron en la primera mitad de los 90 en la oficina de Anatoli Sobchak, entonces alcalde de San Petersburgo.

Reacciones de diferentes figuras públicas de Rusia

-Mijaíl Kasianov, exprimer ministro de Rusia

Kudrin es la única persona del gobierno capaz de unir el proceder occidental de hacer política de una manera razonable con la forma de hacer las cosas en Rusia. De modo que es crucial para el primer ministro y Putin no dejará que se marche. Estoy convencido de que este conflicto se disolverá a medida que pase el tiempo. Y que al final Kudrin tendrá que pedir perdón a Medvédev de una forma u otra. Quizá no directamente pero ese será el mensaje.

-Alfred Koch, exvicepresidente de Rusia

Creo que a corto plazo habrá una reacción negativa a dimisión de Kudrin, pero las consecuencias a largo plazo no influirán en el clima de inversión en Rusia. La tendencia de la economía rusa es negativa y continuará empeorando. El mercado se olvidará pronto de la dimisión de Kudrin, ya que habrá cualquier otra mala noticia, y no causará ninguna caída importante.

-Irina Yasina, economista

Los analistas estaban al tanto de las divergencias entre Kudrin y Medvédev. La cuestión principal estaba relacionada con el gasto militar. Kudrin mantenía la sostenibilidad del presupuesto. Es posible que haya quejas en relación a otras esferas, pero sus esfuerzos por conseguir estabilidad y su lucha contra las turbulencias financieras merecen las mejores notas. Y los expertos lo admiten. De hecho, el propio Putin lo sabe bien. Me parece que en lo que respecta a economía y a finanzas Putin hace caso a Kudrin, y no al revés.

-Konstantin von Eggert, analista político

Kudrin es una de esas personas profesionales que se ha ganado el respeto del parlamento. Creo que podría encontrar un trabajo allí o, en cualquier caso, le podrían encontrar un trabajo. Hay otro aspecto interesante. Kudrin dejó claro que formaba parte del equipo de Putin. De hecho, le decía al primer ministro: “Vladímir Vladimírovich, diles que me dejen en paz”. Y aquí había un problema para Putin, ya que creo que no le gustan este tipo de cosas. No le gusta discutir en público, la personas que se comportan así tienen que abandonar el equipo antes o después.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.