El combate del Zar

Petr Petrov

Petr Petrov

El próximo 23 de septiembre se disputará en Buenos Aires un combate apasionante. El ruso-español Petr Petrov se enfrentará al argentino Marcos Maidana con el objetivo de hacerse con el título mundial de WBA en la categoría de superligero.

El deportista afincado en Vallecas, conocido como “El Zar” tiene 28 años y unos números de campeón: 29 victorias, 13 de ellas KOs, 2 derrotas y 2 combates nulos. Cuenta con una gran técnica pero nunca se ha enfrentado a alguien de la categoría de Marcos Maiadana. Esta es una ocasión idónea para hacerse con un título importante. Según declaró el ruso-español al diario Marca: "Creo que este combate es la oportunidad que buscaba para situarme a nivel mundial. En el boxeo se llega arriba por constancia, no por combates o victorias aisladas, pero está claro que estoy ante uno de los combates más especiales de mi vida".


Por su parte Marcos Maidana, también conocido como “El Chino” cuenta con un record fantástico, 30 victorias por 2 derrotas, con 27 KOs. Las últimas grandes actuaciones de Petrov auguran un duelo trepidante que no dejará indiferente a nadie. El Zar deberá salir muy concentrado ya que el argentino contará con el apoyo del público que llenará las gradas del gimnasio de la Sociedad Alemana de Villa Ballester. Admitió que “Maidana es un gran oponente. Ya se ganó un nombre a nivel mundial y es de lo más peligroso en superligeros.

Pero para conseguir estas oportunidades trabajamos duro día a día durante toda nuestra carrera. Éste es mi sueño y toda mi gente de Rusia y España estará allí conmigo la noche del 23 de septiembre”, concluyó Petrov.

Petia Petrov llegó a España a los 16 años junto con su familia en busca de una vida mejor. Se instaló en Madrid y continuó practicando deportes de contacto. En Rusia había empezado con judo, kickboxing y vale tudo. Finalmente se decantó por el boxeo y debutó como profesional a los 17 años, bajo la tutela del afamado entrenador y promotor Ricardo Sánchez Atocha. Como amateur lo había hecho a los 11.

Diez años después de su debut, Petrov es consciente de estar ante una de las mayores oportunidades de su carrera para reclamar su lugar entre los elegidos.

Cuando llegó a España no hablaba ni una palabra de español. En la actualidad lo habla perfectamente e incluso tiene una peña con su nombre. La fundaron los padres de su novia y celebran las victorias vestidos de chulapos, castizos de Madrid. Ante el dilema de si es ruso o español, explica la licencia con la que combate es española, pero que no puede olvidarse de su gente en Rusia.

A pesar del éxito reconoce que es muy difícil mantener una familia como boxeador profesional por lo que se dedica a dar clases de boxeo en diferentes gimnasios de Madrid.

Más información en: http://loscampeonesenelring.blogspot.com

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.