Una nueva oposición planta cara a los abusos

Los líderes de la oposición actuales se ganan la confianza de los ciudadanos defendiendo los derechos civiles en el seno de sus comunidades. Foto de PhotoXpress

Los líderes de la oposición actuales se ganan la confianza de los ciudadanos defendiendo los derechos civiles en el seno de sus comunidades. Foto de PhotoXpress

Mientras que la oposición dentro del sistema de partidos pierde popularidad, nuevos referentes aparecen en escena. Son activistas que luchan por los derechos civiles y contra la corrupción, ganándose así el favor de una parte de la sociedad. La empresaria Eugenia Chírikova y el abogado Alexéi Navalny se han labrado una sólida reputación tras enfrentarse a las administraciones en defensa del bosque de Jimki, cerca de Moscú.

Evguenia Chírikova a los 34 años se convirtió en una de las activistas civiles más conocidas de Rusia. Esta mujer con ambiciones y con tres títulos universitarios, dirigía junto a su marido, ingeniero, su propia empresa. “Por entonces creía que no podía cambiar nada”, explica.

Pero ahora se muestra muy crítica con el Gobierno y goza del apoyo de todo tipo de partidos y movimientos de oposición. Esta metamorfosis tuvo su origen en la defensa del bosque de Jimki, cercano a su casa, cuando la Administración decidió que por allí tenía que pasar la autopista que une Moscú con San Petersburgo.

La activista critica que la decisión fuese tomada sin tener en cuenta la posición de los ecologistas y los habitantes de la zona. Este punto fue reconocido en junio por el propio presidente, Dmitri Medvédev, que se ofreció como mediador en el conflicto.

Chírikova se interesó por el problema del bosque tras el nacimiento de su segunda hija. “Miré alrededor y me di cuenta de que mientras yo trabajaba y pagaba impuestos, alguien utilizaba este dinero para destruir el medio en el que yo vivía”, comenta indignada.

Evguenia se manifestó a favor de que la autopista fuera construida en otro sitio. Los funcionarios reaccionaron con estupefacción. No había precedentes en Rusia de que la tala de un bosque impidiera realizar un jugoso proyecto internacional de muchos millones de euros.

Todo por el bosque


Evguenia dice que no se daba cuenta de dónde se estaba metiendo. Recibía amenazas anónimas pero seguía insistiendo. Las largas negociaciones con los funcionarios que le explicaban que se trataba de un proyecto federal y que por lo tanto no era modificable, le hicieron perder toda su confianza en la Administración. Aquel mismo año, Chírikova presentó, con el apoyo de la oposición, su candidatura a la alcaldía de Jimki,y quedó la tercera.

Según la activista, los responsables de la tala del bosque no son los funcionarios, sino la empresa francesa Vinci, uno de los socios del proyecto. La empresa amenazó con romper el contrato de la concesión y exigir el pago de una gran indemnización que, según el periódico Védomosti , podría alcanzar los 120 millones de dólares. Dmitri Medvédev admitió que era “imposible cambiar las decisiones tomadas anteriormente”. Pero hoy por hoy, los ecologistas no se rinden y tienen intención de llamar la atención de la opinión pública europea para presionar a Vinci.

Incredulidad


Uno de los que no creían que Chírikova fuera a conseguir algo era el abogado Alexéi Navalny, famoso por su lucha contra la corrupción. Tiene la misma edad que Chírikova, y como ella no pertenece a ningún partido. Ambos han optado por ser independientes y, gracias a esto, se han ganado la simpatía de un amplio círculo de partidarios con ideologías políticas muy diversas.

“Se les puede considerar un nuevo tipo de políticos de oposición, orientados a resolver problemas reales”, opina Nikolái Petrov, del Carnegie Center.

De cara a las elecciones parlamentarias, Navalny ha organizado una campaña que propone votar a cualquier otro partido menos al que está actualmente en el poder ya que, según él, concentra a los políticos más corruptos de Rusia.

Alexéi Navalny ha despertado confianza. En un mes, su lucha contra la corrupción ha recibido donaciones por valor de 250.000 dólares. Alekséi apoya al movimiento de Jimki y analiza la documentación de los concursos de adjudicación de la autopista. Una documentación que refleja “un elevado grado de corrupción”, según la directora de la oficina de Transparencia Internacional en Rusia, Elena Panfílova.

LA MAYORÍA DE CIUDADANOS CREEN QUE EL RESPETO DE LOS DERECHOS DE LAS MINORÍAS ES ESENCIAL EN LA SOCIEDAD

Las citas


Evguenia Chírikova

líder del movimiento para la defensa del bosque de Jimki 

" Son los funcionarios los que me presentan como líder de la oposición. Lo que ocurre es que me convertí muy tarde en una ciudadana de verdad. A los treinta años.”

Alexéi Navalny

activista en la lucha contra la corrupción

" Un día me visitaron varias personas quejándose de la construcción de la autopista en Jimki. Les dije que no tenía ningún sentido, que abandonaran, que lo único que iban a ganar sería una paliza. Ahora veo hasta qué punto me equivocaba.”

Mietras tanto 10 activistas han sido mutilados o asesinados durante el largo conflicto del bosque de Jimki. Entre los heridos hay miembros del movimiento ecologista y periodistas.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.